Como una buena noticia para el desarrollo del sector petrolero y minero del país calificó el viceministro de Minas, Carlos Andrés Cante, el inicio de la etapa pública de los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Según el viceministro, este inicio de los diálogos con el ELN "nos da una luz de esperanza de que luego del éxito de la negociación habrá un espacio de tranquilidad en el orden público para que se desarrolle mejor el sector no solo petrolero sino también minero del país".  Dijo que no solamente se verá un alivio en el tema de los atentados a los oleoductos, sino también porque este grupo armado se ha metido en el tema de la minería ilegal, algo que le ha hecho mucho daño al medio ambiente y a las finanzas del sector. Daño Según cifras de Ecopetrol, entre 1986 y 2015 las Farc y el ELN perpetraron 2575 atentados a oleoductos y poliductos, cuyas pérdidas superaron los 600 millones de dólares. Entre tanto, un estudio de Campetrol señala que entre enero y mayo del presente año el país dejaron de producir 9.016 barriles promedio diarios, a causa de los bloqueos y protestas sociales, algunas veces presionados por estos grupos armados, en especial en Antioquia, Arauca, Boyacá, Caquetá, Casanare, Cesar, Córdoba, Meta, Putumayo, Santander y Sucre.