La petrolera Frontera Energy decidió suspender las actividades en el Bloque Cubiro, en el departamento del Casanare, luego de las amenazas contra funcionarios y contratistas.

Según la empresa, "dichos actos han resultado en lesiones personales, en las que una persona sufrió significativas lesiones en su cabeza y oreja, y muchos otros han sido tanto heridos como amenazados personalmente".

La petrolera indicó que desafortunadamente, "las excesivas demandas por parte de un grupo minoritario de personas de San Luis de Palenque, grupo que no representa a los líderes ni a la comunidad del municipio, ha llevado a que la compañía tome esta decisión".

Señaló que con el cierre del Bloque Cubiro, 163 trabajadores de San Luis de Palenque y Trinidad se verán afectados.

"Desde 2015, Frontera ha contratado 1.776 personas locales para mano de obra calificada y no calificada. Por otro lado, se verán impactadas las 11 compañías locales que proveen bienes y servicios al campo, adquisiciones que representan más de $21 mil millones de pesos en los últimos tres años, perjudicando la economía de dichas familias y del municipio", reportó la empresa.

Asimismo, el promedio de 3.600 barriles de petróleo por día que se producen en el bloque representa importantes regalías para la región, desde 2015 se han pagado casi US$ 30 millones de dólares por este concepto.

La empresa recordó que desde 2012, ha invertido más de 5 millones de dólares en proyectos de inversión social voluntaria y obligatoria, concertados con la comunidad y enfocados principalmente en infraestructura de calidad.

"Desafortunadamente, debido a la irresponsabilidad de este grupo de personas, no solamente San Luis de Palenque se verá impactado con el cierre del bloque, sino también el municipio de Trinidad, el cual es área de influencia de este campo", sostuvo Frontera Energy.

No obstante, señaló que está dispuesta a negociar "en buenos términos, pero no bajo la presión de un bloqueo y amenazas a los trabajadores".

Sin embaego, dijo "no responderá a tácticas de intimidación de un grupo de personas que no representa los intereses de las comunidades de San Luis de Palenque y Trinidad, y hace un llamado a los alcaldes de dichos municipios, así como al gobernador de Casanare y al gobierno nacional para que asista en la pronta resolución de este conflicto".