Cargando contenido

En mayo las rentas de los 32 departamentos del país registraron una caída acumulada de 46%, siendo San Andrés, el más afectado.

Vista panorámica de San Andrés
Isla de San Andrés
Javier Jules

El director Ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos (FND), Carlos Camargo Assis, reveló que, al acumular los resultados de los 32 departamentos en lo que va corrido del año 2020, se observó una caída en las rentas de 18%, representando pérdidas para los entes territoriales por más de 700 mil millones pesos. 

De acuerdo con la Federación, San Andrés fue uno de los departamentos más afectados, por lo que los Gobernadores insisten en la reactivación gradual de la economía y el empleo, para compensar las consecuencias de la inminente disminución de los ingresos departamentales. 

"El impacto de la pandemia de la COVID-19 en las finanzas departamentales se profundizó en el mes de mayo de 2020, periodo en el cual se registró una caída acumulada en las rentas de los departamentos de 46% con respecto al mismo mes del año anterior", explicó Camargo. 

Lea también: Gobernadores del país señalan que es urgente la reactivación de aeropuertos

Camargo indicó que, "al acumular los resultados de todos los 32 departamentos durante los cinco primeros meses del año 2020 se observó una caída en las rentas de 18%, frente a igual periodo del 2019, representando pérdidas para los entes territoriales por $722 mil millones". 

Según un estudio realizado por la FND los departamentos que registran mayores afectaciones en sus ingresos corrientes durante el mes de mayo son: San Andrés con una caída del (81%), Guainía (74%), La Guajira (68%), Nariño (67%), Quindío (64%), Huila (63%), Guaviare (61%) y Sucre con una disminución de (61%). 

Y revela que el impuesto sobre vehículos (-49%), el impuesto de registro (-51%), las loterías foráneas y ganadores de sorteos ordinarios y extraordinarios (-71%), los impuestos al consumo de Licores (-50%) Cervezas (-66%) y la sobretasa a la gasolina (-58%), son las rentas más afectadas por la emergencia de la Covid-19. 

“Desde la Federación Nacional de Departamentos continuamos trabajando coordinadamente con los gobernadores, Gobierno Nacional y la ciudadanía en general para avanzar en la reactivación gradual de la economía y el empleo, priorizando la vida y salud de los colombianos. Consideramos que ese el mejor camino para compensar las consecuencias de la inminente disminución de los ingresos departamentales producto de la pandemia”, expresó Camargo Assis. 

Le puede interesar: Municipios no Covid servirían de piloto para el regreso a clases con alternancia

Sin embargo, según las proyecciones del equipo técnico de la FND, en conjunto con otras autoridades, "la disminución del recaudo de los impuestos al consumo de productos extranjeros del mes de junio como consecuencia de la pandemia, representa una advertencia mayor sobre la posible disminución en las rentas más importantes de los departamentos". 

Entretanto, el Gobierno Nacional, le permitió a los entes territoriales tener la posibilidad de diferir el pago de tributos de la vigencia 2020 hasta 12 meses, la condonación parcial de las obligaciones en mora, intereses moratorios y sanciones de vigencias anteriores, desahorro de recursos sector Propósito General del FONPET para destinar a la emergencia, cesión a los departamentos de una mayor participación sobre los recursos de la sobretasa al ACPM y créditos de inversión y de reactivación económica. 

Sin embargo, los departamentos de Vaupés y Vichada reportaron para el mes de mayo crecimientos en sus ingresos corrientes de 377% y 84% respectivamente, jalonados por el aumento en los ingresos de las estampillas y la contribución sobre contratos de obras públicas. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido