Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

BANCOS
COLPRENSA

Los diferentes gremios del sector financiero ratificaron una vez más sus argumentos para que el  proyecto de ley con el cual se busca una especie de "borrón y cuenta nueva" para los deudores morosos reportados en las centrales de riesgo no se lleve a cabo.

Según el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, esta medida aunque tiene una buena intensión obligaría a la banca a usar información asimétrica, que encarecería el crédito, aumentaría el riesgo y disminuiría la posibilidad de acceso al  crédito para los sectores más necesitados.

Aunque esta idea tiene los mejores propósitos acabaría teniendo resultados adversos ya que los requisitos para pedir un crédito se endurecerían y terminaría castigando con tasas y cobros mucho más elevados a todos los clientes del sistema financiero", explicó Echavarría. 

Lea además: Amnistía a deudores morosos limitaría acceso al crédito, advierte ANIF

Por su parte Ernesto Murillo, delegado de la Superintendencia Financiera, aseguró que este tipo de iniciativas avocan a los usuarios a caer en la informalidad, restringiendo el acceso al crédito.

A su vez Ana María Prieto, delegada del Ministerio de Hacienda, resaltó que el 92% de la información reportada actualmente a las centrales de riesgo es positiva y que el 90% de las personas reportadas tienen menos de 5 salarios mínimos de ingreso y al alterar esta información se está perjudicando directamente a la base de la pirámide, es decir, a quienes más necesidad tienen de acceder a créditos y productos financieros.

Entretanto, María Clara Hoyos presidente de Asomicrofinanzas, indicó que en el país hay cerca de 7 millones de familias que requieren servicios microfinancieros, los cuales tienen como única garantía su reputación y es  a través de la información en las centrales que se puede escalar y otorgar estos microcréditos. 

En contexto: Senado aprobó proyecto de ‘borrón y cuenta nueva' en Datacrédito

La directora del gremio de las cobranzas,  Gloria Urueña, señaló que esta iniciativa incentivaría la cultura de no pago por lo que otorgarles una “una segunda oportunidad” a los deudores morosos  sería retroceder y perjudicar a quienes sí son cumplidos ya que a todos se medirían de la misma manera a la hora de otorgar un crédito.

Según cifras de Datacrédito Experian, con la aprobación de este  proyecto se dejarían de aprobar entre 975.396 y 1’798.083 créditos que representan recursos no desembolsados de entre 6 y 12 billones de pesos.

 

El proyecto

La iniciativa liderada por Luis Fernando Velasco y David Barguil, busca reducir de 4 a 2 años el tiempo de permanencia del reporte negativo en las centrales de riesgo de las personas que se pongan al día con sus obligaciones, una especie de amnistía o borrón y cuenta nueva, y que dicho reporte solo sea por el doble del tiempo de la mora hasta un máximo de dos años.

Le puede interesar: Proyecto para perseguir bienes de aliados de Maduro en Colombia fue aprobado

El proyecto también establece un término de caducidad de cinco años de los datos negativos, así no se hayan pagado las obligaciones.

Igualmente obliga a las entidades financieras a notificar a los deudores que serán reportados a las centrales de riesgo cuando entren en mora con sus obligaciones.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.