Cargando contenido

Foto: Colprensa



Pese a que en los dos primeros días del año la oferta de alimentos es baja en las centrales de abastos, los precios de estos iniciaron el año estables, según afirmó Pedro Triviño, coordinador de costos de Corabastos.

"La oferta de productos en el segundo día del año es baja, ya que los agricultores no laboran el 1 de enero pese a esto los precios inician 2018 estables. Sin embargo, los alimentos más demandados como la criolla y la arracacha, subieron de precios", indicó Triviño.

Además, Triviño manifestó que este miércoles retornará la normalidad en las centrales de abastos, donde se espera el ingreso de más de 12 mil toneladas de alimentos.

Sin embargo, advirtió que este mes los agricultores se preparan para afrontar las fuertes heladas que dañan los cultivos, sobre todo en La Sabana de Bogotá, lo que podría afectar los precios de algunos alimentos especialmente las hortalizas y cebolla.

Por su parte el Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario, SIPSA, reveló que las principales centrales mayoristas del país registraron una reducción en el precio de la habichuela, mientras el pimentón presentó una reducción en los precios; dicho comportamiento se observó en Armenia, Bogotá y Medellín.

En Armenia, por ejemplo, se contó con una mayor cantidad de producto procedente desde El Dovio (Valle del Cauca). El kilo se vendió a $ 2.000, es decir un 15% menos.

Entre tanto, en Bogotá se registró una caída del 7% en las cotizaciones mayoristas. El kilo se vendió a $2.800, ya que había quedado en las bodegas, lo que presionó el precio a la baja.

De igual modo, subieron las cotizaciones de la cebolla cabezona blanca en Manizales, Armenia y Pereira; estos mostraron un incremento de 14%, 7% y el 9%, respectivamente.

Por ejemplo, en Manizales el kilo se vendió a $1.800, ya que se registró un menor ingreso desde Cundinamarca, debido a que se redujo la recolección por la celebración del fin de año.