Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Apartamentos
Por el momento, la policía desconoce la identidad del fallecido.
Foto: Ingimage

Fedelonjas, el gremio que reúne a la propiedad raíz, señaló los precios de los arriendos tendrán una tendencia a la baja, tras los acuerdos que han logrado en los últimos dos meses inquilinos y propietarios.

En ese sentido, el presidente del gremio, Daniel Vásquez, explicó que aunque en junio y julio se ha visto una mejora en cuanto al pago de arriendos de viviendas, dichos acuerdos harán que los precios de los alquileres de ajusten a la baja.

Lea también: Gobierno anuncia créditos a transporte público del país para enfrentar crisis

“Hemos evidenciado que para junio y julio mejoró el comportamiento de pago de los arriendos, por los acuerdos que se lograron, lo que conllevará a un ajuste en los precios de los arriendos a la baja, pero no va a ser un desplome en el precio de la vivienda, creemos que no en más de un 20%”, dijo el presidente del gremio.

Agregó que el sector que menos se afectó fue el residencial, comparado con el comercial. “Indudablemente enfrentamos una nueva realidad en materia de vivienda, que fue el que menos impacto tuvo en materia de desocupaciones, si lo comparamos con la parte comercial donde creció la entrega de inmuebles”, sostuvo.

Por otra parte, el gremio advirtió que pese a lenta recuperación que ha mostrado desde mayo la compra de vivienda usada, tras la parálisis generada por cuenta de la pandemia, el panorama de incertidumbre económica y sanitaria podría afectar la decisión de los hogares a la hora de hacer inversiones en bienes raíces.

"El obstáculo más grande que estamos enfrentado en la compra de vivienda es la incertidumbre hay en materia económica y sanitaria", añadió Vásquez.

El dirigente gremial añadió que, "con la llegada del Covid-19 y la cuarentena obligatoria, que inició en marzo, se detuvo toda la actividad inmobiliaria, pero con la reactivación que se dio a finales de marzo empezó lentamente como se esperaba a observarse una dinámica un poco lenta".

Agregó que “de marzo a junio, los precios de la vivienda no tuvieron ninguna modificación, ya que nos dedicamos a enfrentar la crisis sanitaria. Ante una dinámica económica cero, en todos los sectores, el inmobiliario no fue lejano y tanto la oferta como la demanda se mantuvieron como estaban, entonces los precios se mantuvieron quietos y estables, producto de una oferta y demanda quieta”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.