Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mujer de compras en supermercado - Consumo
Ingimage (Referencia)

El equipo técnico del Banco de la República elevó de 7.1% a 9.7% las proyecciones de inflación para el cierre de este 2022. Así mismo, las proyecciones en esta materia para el próximo año subieron de 4,8% hasta 5,7%, muy por encima de la meta del Emisor, que es de 3%.

Entre los argumentos para el aumento de las proyecciones de inflación están los choques internacionales de costos, intensificados por la invasión de Rusia a Ucrania, que han sido más persistentes de lo estimado, lo que presiona el costo de vida en varios países.

Lea ademásGobierno Petro acabará con la política de "economía naranja" de Iván Duque

A lo anterior "se suman los excesos de demanda mayores de lo estimado, un mercado laboral más ajustado, unas expectativas de inflación que siguen aumentando y que superan el 3%, y las presiones provenientes de la tasa de cambio".

El equipo técnico señala que el pronóstico supone una buena oferta interna de alimentos perecederos, aunque también unos precios internacionales de los alimentos procesados que se mantendrían altos.

Para la subcanasta de bienes, el final de la emergencia sanitaria implica una reversión de la rebaja del impuesto al valor agregado (IVA) aplicada a productos de aseo e higiene, generando aumentos en los precios de este grupo.

 Por otro lado, "el proceso de ajuste de la política monetaria y la moderación de los choques externos contribuiría a que la inflación y sus expectativas empiecen a ceder en el tiempo y retomen su convergencia hacia la meta. Así, la nueva proyección sugiere que en el segundo semestre de 2022 la inflación continuaría elevada y finalizará en un 9,7 %, pero a lo largo de 2023 empezaría a ceder para cerrar el año en el 5,7 %".

Lea también: Gobierno definió ruta de atención de pacientes contagiados con la viruela del mono

Sin embargo, el informe señala que las proyecciones están sujetas a una gran incertidumbre, "especialmente alrededor del comportamiento futuro de los choques externos de costos, del grado de indexación de los contratos nominales y de las decisiones que se tomen en cuanto al precio interno de los combustibles”.

Por otro lado, el equipo técnico del Emisor elevó de 6,3% a 6,9% su previsión de crecimiento de la economía colombiana para este año. Sin embargo, disminuyó la de 2023 de 2,9% a 1,1%.

Lo anterior, tras considerar que la demanda interna habría mantenido una buena dinámica debido, en especial, a un consumo privado que volvería a crecer trimestralmente, como lo sugieren las cifras de matrículas de vehículos, las ventas de comercio al por menor, las compras con tarjetas de crédito y los desembolsos de préstamos para consumo. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.