Cargando contenido



La minera canadiense Eco Oro, presentó una petición de arbitraje internacional, con el Centro de Soluciones de Inversión del Banco Mundial, contra Colombia por el trato, "arbitrario, incosistente y desproporcionado" del Estado por los derechos de un título minero.

De acuerdo con la empresa explotadora de oro, el trato otorgado por el Estado colombiano, destruyó el valor de sus inversiones y privó a Eco Oro de los derechos del Contrato de Concesión 3452 en Angostura, Antioquia, lo que habría violado el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Canadá.

El lío se trata de unas inversiones realizadas por Eco Oro en el proyecto de desarrollo de Angostura, donde esta empresa tenía gran parte de sus dineros en el país desde mediados de los noventa, que incluso tuvo el apoyo del Gobierno en 2011 y 2013.

Sin embargo, en agosto de 2016, la Agencia Nacional de Minería, le retiró la concesión mencionada, por la decisión que tomó la Corte Constitucional a principios de este año sobre explotación minera en áreas protegidas y que las delimitó más, por lo que el proyecto no pudo ser licenciado.

De igual forma, según Eco Oro, las medidas tomadas por Colombia, no justifican las inversiones para los recursos que aún quedan para desarrollar una mina subterránea, por lo que el proyecto se declaró inviable.

Así las cosas, Eco Oro buscará reparar las pérdidas que ha tenido desde que se tomó la decisión, pues según la empresa "las decisiones de Colombia no solo han afectado las inversiones de Eco Oro, sino, además las ganancias que hubiesen resultado de esta mina".

Así las cosas, las justificaciones de Eco Oro son: falla en permitir un trato justo y equilibrado a través de medidas arbitrarias, inconsistentes y desproporcionados y la frustación de sus expectativas legítimas y expropiar ilegalmente las inversiones de Eco Oro, destruyendo su valor sin el pago de una pronta, adecuada y efectiva compensación.