De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta de la ANDI, para el período enero-octubre de 2017, la industria colombiana reporta tasas de crecimiento negativas de -0.7% en producción, -0.1% en ventas y las ventas hacia el mercado interno se contraen -2.1%.

Así lo señaló el gremio, asegurando que "el año 2017 se ha caracterizado por ser un año de incertidumbre para la economía colombiana, la cual ha estado acompañada por una alta volatilidad de los mercados y un proceso de desaceleración que ha afectado tanto el consumo doméstico como el comercio mundial". (Lea también: Analistas del mercado apuestan por un incremento del mínimo de 5.6%)

Expresó que "este complejo panorama se ha reflejado en los resultados de la actividad manufacturera donde al iniciarse el último trimestre del año, la producción y las ventas continúan en terreno negativo, los indicadores de pedidos e inventarios se deterioran frente a los años anteriores y el clima de los negocios refleja una situación desalentadora".

El informe reveló que los empresarios afirmaron cumplir su presupuesto de ventas totales en 82,2%, el de ventas al mercado nacional en 80,6% y el de exportaciones en un 71,5%.

Según el reporte, "con respecto al indicador de utilización de la capacidad instalada, el comportamiento
promedio en el año 2017 es similar al del año anterior, ubicándose en 75.8. El valor observado para el 2017 se ubica ligeramente por debajo del promedio histórico (76.2%)".

El informe reveló también que la situación de la industria manufacturera también se refleja en la percepción de los empresarios sobre el clima de negocios.

Indicó que "el panorama sigue siendo complejo ya que, en el año 2017, el 54.6% de los encuestados consideró la situación actual de su empresa como
buena, este resultado es significativamente inferior al 68.7% observado en el año 2016".

Para la ANDI, "al analizar los problemas de la industria manufacturera en el transcurso del año 2017, encontramos que algunos de ellos muestran una clara tendencia creciente. Es el caso de
las estrategias agresivas de precios y comercialización y la falta de demanda".

Incertidumbre

Por otro lado, de aquellos aspectos que los empresarios consideran que perjudicarán a su compañía o sector en el 2018, el principal es la incertidumbre política asociada con el año electoral
(31,7%).

Le siguen, la desaceleración económica (15,8%), la competencia y los precios bajos (15%), el impacto de la reforma tributaria (14,2%), el costo y volatilidad de las materias primas (14,2%), la baja demanda (10%), y la volatilidad de la tasa de cambio (10%).