Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Beneficiados con Ingreso Solidario
Cobro de giro de Ingreso Solidario.
Prosperidad Social

En medio de un foro sobre la reforma fiscal, realizado por ProBogotá, el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, advirtió que los programas sociales para ayudar a las familias más vulnerables del país le cuestan al Estado 11 billones de pesos al año, por lo que sin la tributaria será difícil seguirlos manteniendo.

Según el viceministro, de  no aprobarse la denominada “reforma social” que el Gobierno presentará en los próximos días ante el Congreso de la República, a partir de junio las familias que reciben el ingreso solidario de $160 mil pesos, no tendrán acceso a ese beneficio.

Lea también: ¿Avanzará proyecto que busca reducir las vacaciones de los congresistas?

Si no hacemos esta reforma social sostenible lo que estamos diciendo es que a partir de junio, los tres millones que reciben el Ingreso Solidario no lo van a recibir, y los beneficiarios de familias en acción recibirán solo la mitad de los ingresos, por eso debemos apoyar a las familias vulnerables”, dijo Londoño.

El viceministro enfatizó que la iniciativa que se presentará ante el Congreso no es una reforma tributaria sino social. “Esto no es una reforma tributaria porque es que el gasto ya lo hicimos para atender la pandemia través del Fondo de Emergencia gastamos cerca de 40 billones de pesos, y con la caída de ingresos hemos dejado de recibir eso, y el cálculo es que se perderán 16 billones”.

Londoño recordó que el hueco fiscal que tiene el Estado, por cuenta de la pandemia, supera los 100 billones de pesos además de incrementar los índices de pobreza.

Le puede interesar: Ella es Marie, una alpaca huérfana y sin una pata con una increíble historia de superación

“Nosotros como gobierno decidimos que para mantener esos programas sociales debemos tener 11 billones anuales que deben salir de los colombianos que tenemos mejores ingresos, debemos pensar en los más vulnerables, por eso decimos que esto no es una reforma tributaria si no social, que busca atender a las personas que se vieron afectadas por la pandemia y tenemos que decidir si lo hacemos o no y la otra parte es pagar el hueco que nos quedó “, puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.