Cargando contenido

Foto referencial de Ingimage



La Cámara Colombiana de la Infraestructura propuso un revolcón en la ley de contratación estatal, con el fin de poner en cintura los contratos que quedan en manos de un único oferente.

Según el gremio, "la gran crítica a la contratación estatal es la falta de competencia por la escasez de oferentes que hay en los procesos de licitación pública".

Sin embargo, señala el presidente el organismo, Juan Martín Caicedo Ferrer, “en 2014, el 50% de la contratación de los departamentos quedó en manos de únicos oferentes y en los municipios, ocurrió lo propio en un 83%”.

Para Caicedo Ferrer, entre los factores que restringen la pluralidad de oferentes, están en los requisitos habilitantes, "que en 70,9% de los casos entorpecen la libre competencia en los procesos licitatorios".

Explicó que “el propósito es hacer una reforma legal por medio del cual se crea la Agencia Nacional de Contratación Pública (Colombia Compra Eficiente), para darle a esta entidad, la facultad de desarrollar e implementar estándares y documentos tipo para las diferentes etapas de la gestión contractual pública”.

Según el Observatorio de Contratación de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), "la falta de oferentes en las contrataciones públicas también se debe a otros aspectos como la evaluación de la oferta (18,1%), la descripción de la obra pública (8,1%) y el cronograma (2,9%)".