Cargando contenido

¿En qué se equivocó esa compañía? Esa es la pregunta alrededor de la caída de esta empresa que ya no seduce a la juventud.

Forever 21
Forever 21
AFP

Hace caso casi una década en Estados Unidos, antes de la existencia de los influenciadores, la compañía Forever 21 estableció una estrategia comercial que parecía adelantada a su tiempo, pues generaron a través de la venta de prendas estéticas y de bajo costo, un enganche comercial que atrapó rápidamente al público más joven. Esta metodología permitió consumir de manera voraz esas prendas que hacían referencia a las mayores tendencias de la moda del momento.

Lea también: Liam Hemsworth desmiente haber hablado de su separación de Miley Cyrus con la prensa.

Por estas razones, la idea creció y generó dividendos enormes, pues todos los jóvenes buscaron vestir como sus referentes lo hacían. Fue de esta manera que la cadena creció de manera agresiva, hasta que logró tener presencia en la mayoría de zonas comerciales de Estados Unidos, abriendo cientos de tiendas y convirtiéndose en el ancla de centros comerciales para que la gente los visitará. Así lo reseño recientemente el portal Hoylosangeles.com, especialista en el tema.  

Las ruinas

Tal cual como le pasó al Imperio Romano, Forever 21 creció tanto que se comenzó a caer. En primera medida, según aseguró el grupo Mariscal Cohen del Grupo NPD, el factor de frescura de la marca podría desvanecerse. Eso con el tiempo sucedió y llevó a la marca a tener graves problemas financieros que en la actualidad la tienen cerca de la bancarrota, después de contar con casi 800 tiendas en todo el mundo y más de 3.000 millones de dólares en ventas anuales. 

La marca fue tan potente que no se trataba simplemente de consumirla, no se trataba de comprar simplemente unas zapatillas, un jean o una colorida camiseta, pues su prestigio no radicaba por sí mismo en las prendas, sino en lo que representaban. El objetivo siempre fue que no se compraba ropa sino una experiencia, una idea de autenticidad, algo que implicara que para la juventud ninguna otra firma le podría brindar y que en el actual mercado parece haber sido olvidada.

Lea también: Liam Hemsworth niega haberse pronunciado sobre su separación de Miley Cyrus.

En este sentido, en su momento el intento de Forever 21 de acaparar un segmento más alto del mercado,  los llevó a perder el elemento que los hacía únicos, deseables y  diferentes, pues comenzó a reconocerse como una empresa que buscaba clientes en varios mercados, lo cual la hizo perder prestigio para el mercado más joven, que no la perdonó y se niega a volver a creer en su concepto comercial. Así entonces, las cosas cambiaron radicalmente a lo sucedido hace 10 años cuando la idea era innovador; ahora todo parece perdido en medio de la velocidad de las nuevas propuestas de la moda en el entorno digital.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido