Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Crema ponds
Unilever

La Superintendencia de Industria y Comercio impuso a Unilever Andina Colombia, una multa por $726.820.800, tras concluir que la compañía incurrió en información y publicidad engañosa.  

De acuerdo con esa entidad, la publicidad engañosa se dio en diferentes piezas publicitarias emitidas durante la promoción de sus productos de las líneas ‘Dove Reconstrucción Completa’ y ‘Pond’s Age Miracle’.    

Le puede interesar: Precios de alimentos registraron el aumento más más alto en 10 años: FAO

La SuperIndustria evidenció que las condiciones objetivas anunciadas en la publicidad objeto de estudio, no cuentan con respaldo científico fehaciente que las sustente.  

En consecuencia, se vulneró el derecho de los consumidores a recibir protección contra la publicidad engañosa; obtener información clara, veraz, suficiente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea sobre los productos anunciados y que no los induzca en engaño. 

La Superintendencia de Industria señaló que para el caso de ‘Dove Reconstrucción Completa’, “las condiciones objetivas anunciadas en la publicidad no cuentan con sustento científico y por el contrario, dichos mensajes distorsionan la realidad de los atributos del producto ofrecido, máxime si se tiene en cuenta que la mejora de resistencia del cabello con la que se pretendió acreditar el atributo se sometió a ciertos tratamientos y condiciones previas, que no fueron informadas a los consumidores”.  

Lea también: Privados darán inicio a la vacunación contra la covid-19, a partir del 15 de junio

Para el caso de Pond’s Age Miracle, la SIC determinó que el mensaje trasmitido no es comprobable, toda vez que no establece los resultados de las mediciones realizadas.

Agregó que  no es claro cómo se revisó el apego a las indicaciones de uso del producto, ni el beneficio obtenido por las voluntarias, por lo que de ninguna manera se demostró que el producto sea "una solución para reducir las arrugas y las manchas de la edad”.  

“En ese sentido, al no haberse comprobado dichas afirmaciones, dicha información no se considera veraz, dado que suscita en el destinatario expectativas que no son factibles de ser satisfechas, pues no cuentan con estudios científicos que permitan comprobar su veracidad”, concluyó esa entidad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.