Cargando contenido

La decisión se tomó por un presunto incumplimiento de la empresa a una orden administrativa de la Superintendencia.

Repartidor de Rappi
AFP

La Superintendencia de Industria y Comercio formuló pliego de cargos contra Rappi por el presunto incumplimiento de varios requerimientos hechos por el ente de control.

La decisión se tomó porque Rappi no habría informado a los consumidores sobre la procedencia del derecho de retracto y de reversión de pago previo a la aceptación de la oferta realizada.

"Lo anterior, teniendo en cuenta que la sociedad RAPPI S.A.S limitó su procedencia únicamente frente a la membresía de “RappiPrime”. En relación con los demás productos, no reconoció la procedencia del mencionado derecho, sino que ordena su ejercicio ante el aliado comercial previa presentación de la factura de compra", informó la Superintendencia.

En contexto: Rappi, investigada por incumplimiento, publicidad engañosa y otras anomalías

Sobre las quejas que realizaron los consumidores frente a la devolución de las vueltas inexactas, la Superindustria  establece que se mantiene restringida la posibilidad de hacer efectivas las garantías y de garantizar las vueltas exactas.

Además habría incumplido frente a la orden de ajustar las cláusulas del documento 'términos y condiciones de uso de la plataforma', pues mantiene estipulaciones que podrían excluir la responsabilidad de Rappi en su calidad de proveedor, de las obligaciones que por ley le corresponden.

Sobre las quejas que realizaron los consumidores frente a la devolución de las vueltas inexactas, la Superindustria establece que se mantiene restringida la posibilidad de hacer efectivas las garantías, de garantizar las vueltas exactas y se establece la renuncia de los derechos de los consumidores.

Le puede interesar: Rappitenderos en Colombia: estudio desnuda difíciles condiciones laborales

El ente de inspección y control le había advertido además que debía informar en la plataforma el precio total de los productos, incluyendo los impuestos, costos y gastos, sin que fuera posible modificarse la cifra después de que el consumidor confirmara la compra, sin embargo pudo establecer que esto aún no se cumple a cabalidad.

"Si bien RAPPI S.A.S. en sus plataformas de comercio electrónico informa al usuario el precio total del producto, sigue permitiendo su modificación posterior a la aceptación de la orden de compra, presumiendo además la manifestación de voluntad del consumidor de consentir el precio adicional", agregó.

Y, preliminarmente la Superintendencia señaló que Rappi habría incumplido la orden de disponer en las plataformas de comercio electrónico, de un mecanismo para la recepción de peticiones, quejas y reclamos de los consumidores, permitiendo que los mismos hicieron un seguimiento del estado de su trámite.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido