Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Microempresas
Las microempresas deben enfocarse en su objetivo durante sus primeros años.
COLPRENSA

Varios gremios han pedido insistentemente que en Colombia se tramite y se construya una reforma laboral con el fin de disminuir la tasa de desempleo y la informalidad laboral y mejorar el relacionamiento entre empleadores y trabajadores.   

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Bedoya, explicó que “la tasa de informalidad del mercado colombiano supera el 45% y en el caso específico de la ruralidad supera el 86%, lo que es inaceptable. Es por esto que desde hace cuatro años venimos insistiendo desde la SAC, en la importancia y necesidad de que el campo cuente con un régimen laboral propio”.  

“Esto debe conducir a garantizarle los derechos de los trabajadores que hoy están en la informalidad, a dignificar el empleo rural y por supuesto, a hacer más atractiva la posibilidad de encontrar empleo. Se requiere una reforma laboral para sincerar lo que ocurre con el mercado laboral colombiano”, manifestó. 

Le puede interesar: Productos colombianos que quedan libres de arancel para ingresar a Estados Unidos en 2022

A su turno, la presidenta de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), Rosmery Quintero, mencionó que “cada vez que vamos a discutir el salario mínimo encontramos muchas deficiencias porque tenemos un sistema muy cargado de normas y parafiscales”.  

Estamos convencidos que si hacemos una reforma estaríamos dándole mayores beneficios al trabajador. Tenemos un código de trabajo muy antiguo que necesita una reforma. También, cuando encontramos al legislador haciendo reformas o propuestas aisladas no con un análisis integral lo que genera es mayor caos en el desempeño laboral y empresarial”, indicó Quintero. 

Entre tanto, el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, afirmó que “teniendo en cuenta las reformas estructurales que el país viene necesitando de tiempo atrás, debemos pasar de la intención a la acción. Es decir, el 2022 debe ser el año en el cual podamos definir un derrotero serio para las reformas estructurales”.  

Lea también: Proveedores de Justo & Bueno reactivaron despacho de productos a las tiendas

En ese sentido, señaló que las reformas que se deben tramitar en el país son: reforma pensional, reforma laboral, mercado de capitales, justicia y un sistema tributario que promueva la formalidad, la generación de empleo y la inversión, una ley que permita aclarar la tenencia y uso de la tierra, un sistema regulatorio que permita adelantar proceso de consultas previas con claridad y transparencia.  

Será probablemente imposible adelantar estas reformas todas en un año, pero sí deberíamos acordar un mecanismo para discutirlas, debatirlas y un cronograma para tramitarlas. Necesariamente tenemos que retomar nuestro camino hacia una mayor productividad y competitividad, pero no cualquier competitividad. Tenemos que pensar en los nuevos numerarios que está demandando el consumidor en los mercados”, concluyó.   

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.