Cargando contenido

Foto RCN Radio.



La Asociación de Productores de Leche, Analac, manifestó su preocupación tras la resolución que expidió el Gobierno para la compra y venta de excedentes de leche con fines de exportación, fomentando la producción en las denominadas Zomac (Zonas más Afectadas por el Conflicto Armado).

Según manifestaron los productores, esta nueva medida establece contratos de compra de leche a un precio más bajo para exportar, lo que puede marcar una brecha más amplia al establecer dos tipos de productores.

"Si la medida de exportación alcanza mejores precios, el productor no los ve reflejados en sus utilidades. No existe un plan de exportaciones, ni sus alcances. No hubo la concertación con el sector productor", señala el gremio.

Javier Ardila, gerente del gremio, aseguró que "la nueva resolución estipula la firma de contratos de proveeduría, pactando un compromiso por parte del comprador de adquirir la totalidad de la producción ofertada por el productor de leche cruda de las Zomac, diferenciando el porcentaje que tiene destino a la exportación y el que se destina al mercado nacional".

Según el dirigente gremial, el reto del sector no es exportar, sino controlar las desmedidas importaciones.

"La medida abre la excepción al cumplimiento de la resolución 017 de 2012, dadas las condiciones oligopsónicas del mercado (pocos compradores y muchos vendedores), lo que va a obligar a muchos productores a verse forzados a firmar esos contratos para que le apliquen el precio de exportación, sin tener ninguna participación en la decisión de la exportación, que es decidida por el agente comprador", agregó.