La firma señala que la corrupción ha hecho que los políticos tradicionales se vuelvan impopulares.

La firma calificadora de riesgos Standard & Poors realizó un nuevo análisis sobre la coyuntura económica y política de los países de América Latina.

En el informe, el organismo señala que "las perspectivas de crecimiento en las economías desarrolladas continúan mejorando, y esperamos sólo un endurecimiento monetario gradual durante el 2018". 

Sin embargo, la firma,  advierte que "los riesgos descendentes permanecen como enfoques electorales en Brasil, Colombia y México. Los escándalos de corrupción, así como el sentimiento de que las reformas no han dado como resultado mejores condiciones de vida y en algunos casos un débil estado de derecho está aumentando la inseguridad, decepcionan a la población de América Latina y hace impopular a los políticos tradicionales".

Indica que "los posibles resultados de las elecciones en esos países son muy inciertos e incómodos para los inversores, porque algunas campañas están promoviendo mayores gastos fiscales y la revocación de las reformas pertinentes o la ausencia de cambios importantes. Estas condiciones están retrasando los planes de inversión en la región”.

Así mismo, señala la firma, las empresas de Panamá, Perú, Chile y Colombia se benefician del sólido crecimiento interno de la demanda, "que debe proteger las calificaciones de los sectores basados en el consumo, como centros comerciales, comercios minoristas, telecomunicaciones, medios de comunicación y productos de consumo".

Entorno

Para el caso de Colombia, Standard &Poors proyecta que los préstamos deberían expandirse a un ritmo más rápido en 2018 (pero aún por debajo del 10%) que el promedio del 7% para 2016 y 2017. 

Indica además que "una menor inflación y tasas de interés podrían mitigar el impacto derivado de posibles retrasos en los planes de los inversionistas debido a elecciones generales en mayo de 2018". 

Para la firma, "el programa de infraestructura 4G ha sido lento para avanzar debido a la participación de Odebrecht en el proyecto concesión ruta del sol 2 (Odebrecht ha participado en una sonda de corrupción masiva)". 

Por lo tanto, señala el organismo, "el apetito de los bancos para financiar proyectos de infraestructura es más bajo de lo que se estimó originalmente. Las métricas de calidad de los activos se han deteriorado.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido