Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Revivir el IVA para licores hará más difícil el control al contrabando: Fedesarrollo

Foto archivo


Según un análisis de Fedesarrollo sobre la denominada ley de licores, que está a la espera de su último debate en el Senado, la legislación concentra sus esfuerzos en la imposición de un tributo adicional o ad valorem, así como revivir el cobro del IVA, lo que a juicio del organismo de estudios económicos, "puede hacer más difícil el control" de la evasión y el contrabando.


El organismo indica además que la norma, que busca desincentivas el consumo de licor, "no toca el tema de los formatos que deben diligenciarse para efectos de la movilización de licores en el territorio nacional (tornaguías), el cual es altamente ineficiente y propenso a malas prácticas asociadas con contrabando y corrupción".


Fedesarrollo señala además que el proyecto elimina la distorsión que genera actualmente el tratamiento diferencial entre bebidas con contenido de alcohol inferior a los 35 grados y aquellas con mayor graduación.


"No obstante, la principal limitación es que reduce significativamente el impuesto específico, que se cobra por grado de alcohol, lo cual no tiene mayor justificación desde el punto de vista de la política de salud pública", indica el organismo.


Así mismo, Fedesarrollo sostiene que esta legislación reconoce que la Constitución no crea los monopolios de arbitrio rentístico, sino que consagra la posibilidad de su existencia y le reserva al legislador la facultad de crearlos.


"Bajo este principio, el proyecto elimina la posibilidad de prohibir tanto la producción como la introducción de bebidas alcohólicas a los departamentos", apunta el organismo.


Esta iniciativa ha tenido una alta resistencia por parte de sectores como Sintrabebolica, el sindicado de licores que promueve una protesta ante la inminencia de la aprobación de la ley.


También Fenalco ha señalado que la norma hará que se duplique el contrabando de licores extranjeros, ante el incremento en el impuesto por el consumo de este tipo de bebidas.