Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán) alertó que en los últimos 4 años, el sacrificio legal de vacunos ha sufrido un retroceso superior al 20%.

Según el gremio pese a que el consumo  de carne se ha mantenido, es preocupante que el sacrificio legal haya caído en el último año por debajo de lo obtenido 7 años atrás.

Óscar Cubillos, economista y jefe de la oficina de Planeación del gremio dijo a RCN Radio que mientras en el 2013 la cifra de sacrificio legal fue de 4.1 animales, el año pasado solo 3.4 millones de animales fueron sacrificados formalmente.

Para Cubillos, la entrada en vigencia del decreto 1500 de 2007, cuyo fin es establecer las condiciones sanitarias para el sacrifio, trajo consigo unos efectos colaterales que han incidido en la reducción de la formalidad.

“En el país había unos 1.200 o 1.300 puntos de sacrificio de bovinos, que no eran los mejores, como mataderos municipales que no cumplían con estándares higiénicos y medioambientales. Con el decreto 1500, hoy existen poco más de 500 plantas”, sostuvo.

Agregó: “la balanzha se inclinó hacia la ilegalidad, con muchas más personas dedicadas no solamente al sacrificio clandestino sino también al robo de ganado, lo que evidencia una grave falla institucional para combatir este flagelo”. 

Igualmente explicó que el consumo de carne per cápita se mantenido estable, sobre los 18,4 kg. Esto quiere decir que la proteína se sigue surtiendo, pero como lo evidencian las cifras, el sacrificio clandestino le ha quitado espacio al legal.

"Hace 10 años, del 100 % del consumo de carne, un 75 % venía de sacrificio formal de frigoríficos y mataderos, y un 25 % tenía procedencia clandestina. No es que la gente haya dejado de consumir carne, sino que a los estratos bajos y medios los están abasteciendo con sacrificio informal”, puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.