Cargando contenido

El brote de aftosa que se presentó en el país y el contrabando desde Venezuela incidió en los resultados. 

Ganado
Fedegán

De acuerdo con últimos datos revelados por el Dane, entre enero y diciembre del año pasado se sacrificaron tres millones 393.127 cabezas de ganado,  es decir, 223.926 menos que en el 2016. 

"Este es el peor resultado de los últimos ocho años, mucho más bajo que los registros de 2010 y 2016 que registraron tres millones 630 mil bovinos en promedio", señaló la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.

El jefe de la Oficina de Planeación del gremio, Óscar Cubillos, mostró su preocupación por este reporte.

“Una caída de casi el 7% es bastante grave. Naturalmente el brote de aftosa incidió en los resultados, pero solo explica los de julio y agosto”, aseguró Cubillos.

Agregó que “el tema que más preocupa es que están entrando animales de contrabando desde Venezuela. De hecho, todos los problemas vienen del vecino país, pues el virus de la aftosa también llegó desde allá”.

El economista agregó que si bien el consumo de carne vacuna per cápita en el país se redujo en 500 g, al pasar de 18,6 kg a 18,1 (-2,7%), esta disminución no corresponde con la dramática caída en el degüello bovino.

Para Cubillos, el diferencial de precios entre la carne que se produce en el interior y la que llega de Venezuela, o la que se obtiene del carneo de animales, es tan acentuado que el consumidor siempre prefiere adquirir el producto ilegal. 

“Esta es una cifra totalmente preocupante y es algo que veníamos anunciando con mucha anterioridad. A mí me parece que además del sacrificio clandestino, uno de los factores es que el consumo interno ha venido desacelerándose paulatinamente, a favor del consumo del pollo”, precisó.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido