El presidente de la Confederación General del Trabajo, Julio Roberto Gómez, indicó que el salario mínimo en Colombia para el 2018 debería estar en 1 millón 600 mil pesos, el valor que representa el costo de la canasta familiar.

En entrevista con RCN Radio, Julio Roberto Gómez manifestó: "un aumento del 7% sería un punto de equilibrio que no resuelve los problemas de pobreza pero que por los menos significaría 4 puntos de inflación, más 1 punto de productividad, más los 2 puntos que perdimos este año por cuenta de la absurda reforma tributaria".

Señaló que ese aumento seguiría siendo bajo frente a las necesidades económicas de los colombianos, y tanto el gobierno como el sector privado deberían tenerlo en cuenta. (Lea también: Aumento del salario mínimo para 2018 se definirá este jueves)

"Con esos dos puntos no se está pidiendo nada del otro mundo, que sería un incremento de 52 mil pesos mensuales, ni siquiera para pagar un transporte de Transmilenio hoy en día, de tal manera que estamos discutiendo sobre unas cifras que son sumamente bajas y frente a las cuales tanto el Gobierno como el sector empresarial deben tenerlas en cuenta", añadió.

Destacó que en esta última fase de la negociación del salario mínimo sería conveniente que las partes involucradas consideraran las necesidades de los colombianos, para hacer un aumento que justifique los gastos en las familias.

"No podemos seguir siendo el séptimo país más desigual del planeta, no podemos continuar en un estado de postración para la clase trabajadora en donde definitivamente la gente con un salario mínimo vive mal, come mal, viste peor, no consume las proteínas necesarias", sostuvo.

Finalmente Julio Roberto Gómez aseguró que "se mueven muchas falacias" en torno al salario mínimo en Colombia.