Foto: Ingimage

La Superintendencia de Industria y Comercio sancionó en segunda instancia a Avesco y Kokomonroper, operadoras de Kokoriko, con $277 millones, por publicidad engañosa en la promoción denominada “La Picada Mundialista”. Esta promoción consistía en una picada para cuatro personas, por $39.900, que contenía, entre otros productos, ocho alas y cuatro mazorcas. Lo que encontró la Delegatura para la Protección del Consumidor de la Superintendencia, es que "aun cuando la promoción anunciaba que ofrecía una cantidad de ocho alas, lo cierto era que al consumidor se le entregaba un total de cuatro alas divididas cada una en dos partes o piezas, sin especificar que se trataba de piezas". En el caso de las mazorcas, "lo que realmente se incluía en la picada, era la mitad de una mazorca dividida a su vez en cuatro partes, o en el mejor de los casos, una mazorca dividida en cuatro partes. Señaló la entidad que "la Superintendencia determinó que la información sobre la cantidad del producto ofrecido en la promoción conocida como “La Picada Mundialista” no era veraz ni verificable y que, siendo así, la publicidad a través de la cuales se promocionó resultaba engañosa".