La Contraloría General de la República evidenció nuevas deficiencias en la prestación del servicio para dispensar medicamentos al personal de las Fuerzas Militares y sus beneficiarios. La firma encargada de este proceso es Droservicio, la cuál fue contratada para este fin por la Dirección de Sanidad Militar y el Hospital Militar Central. Así se desprende de una Auditoría de Cumplimiento al Sistema de Salud de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional y a la prestación de servicios de salud y dispensación de medicamentos para la vigencia 2016. Según la Contraloría, "las deficiencias detectadas en la prestación del servicio a cargo del Operador Logístico (Droservicios), se continúan dando sin que Sanidad Militar haya adoptado los correctivos necesarios". Según el organismo, "gran parte de las pruebas y los hallazgos detectados en esta auditoría, giraron en torno a la ejecución de los contratos de Suministro y dispensación de medicamentos que la Dirección de Sanidad Militar y el Hospital Militar Central suscribieron en forma conjunta con la firma Droservicio (contratos Nos. 060 de 2014 por $434.326.9 millones y 203 de 2014 por $156.241 millones respectivamente)". Estos contratos están actualmente vigentes y con fecha de finalización a junio de 2018, comprometiéndose recursos superiores a $590.000 millones, para cuatro vigencias fiscales. Otras inconsistencias Dentro de los resultados arrojados en los ejercicios auditores efectuados a las vigencias 2014, 2015, 2016 y 2017 parcial, la Contraloría ha evidenciado porcentajes de incumplimiento en la dispensación de medicamentos (12%), superiores al porcentaje pactado contractualmente (máximo 2%). "También se evidencian tiempos de respuesta en promedio mayores a los aceptados en el contrato, sin que se evidencien acciones preventivas ni correctivas o sanciones contractuales eficaces por parte de las entidades contratantes, en desarrollo de su función de supervisión, cuando el plazo contractual se ha agotado en más de un 80%", se señala en el informe del organismo de control. Así mismo, la Auditoría de Cumplimiento al Sistema de Salud de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, permitió comparar costos de intermediación pactados en los contratos de operación de medicamentos en el Subsistema de Salud de la Policía, y los del Subsistema de salud las Fuerzas Militares. "Al hacer este ejercicio se encontró que en el primero de los casos (Policía Nacional) se pactaron márgenes de 4,8% para dispensación y suministro, mientras para el caso de las Fuerzas Militares se pactaron márgenes del 11,75% y 4,75% respectivamente", indicó la Contraloría. "La situación detectada, además de contrariar la directriz de compras unificadas, no atiende criterios de economías de escala y optimización de recursos públicos, lo que motivó traslado a la Procuraduría General de la Nación para su eventual examen", apuntó el organismo.