La firma internacional de riesgos Standard & Poor's (S&P) mantuvo estable la calificación a la empresa de Energía Isagén (BBB-) y no modificó tampoco su perspectiva económica, la cual sigue estable.

Para la calificadora, "la afirmación de la nota refleja la expectativa de generación de energía este año de 14.485 gigavatios hora (GWh), lo que resultaría en un Ebitda (ingresos alcanzados) de aproximadamente $1 billón".

En su análisis, Standard & Poors indicó que "esperamos que Isagén mantenga su estrategia comercial enfocada en vender la mayor parte de su capacidad mediante contratos a medio plazo con distribuidores y grandes consumidores, manteniendo sus ventas en el mercado spot como una cobertura para el riesgo de la hidrología".

Sostuvo que "esto permite mitigar el riesgo hidrológico y mantener un flujo de caja estable".

El Gobierno vendió su participación en esta empresa por cerca de $6 billones, a la firma extranjera Brookfield.