Cargando contenido



La Superintendencia de Sociedades ordenó intervenir por captación ilegal a siete firmas vinculadas al escándalo por manejos irregulares de Elite International.

La decisión se tomó por solicitud de la Delegatura de Inspección Vigilancia y Control al encontrar evidencias que relacionan a estas firmas con el esquema de captación ilegal.

Según el organismo, "algunas de estas sociedades cobraron sumas de dinero a Elite por servicios de consultoría sobre los que no se encontraron soportes. En cambio, se evidenciaron pagos de estas sociedades a exdirectivos de Elite".

Por otro lado, reveló que una de las firmas, Celconsultores S.A.S “cobraba dineros para ser repartidos entre los socios de Elite, José Alejandro Navas, Francisco Odriozola y Marino Salgado”, de acuerdo con el expediente.

“Con esta actuación, la Superintendencia de Sociedades avanza en el proceso de identificación de los responsables por captación ilícita con pagarés libranza, a fin de recuperar nuevos recursos para reparar a los afectados”, explicó el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar.

Reyes Villamizar afirmó que “quien promueva esquemas que deriven en captación ilegal de recursos, serán intervenidos por la Superintendencia de Sociedades y sus cuentas, depósitos, inversiones, participaciones en carteras colectivas, entre otros activos, serán embargados. Adicionalmente, se correrá traslado de estos hechos a la Fiscalía General de la Nación”.

De acuerdo con documentos que reposan en el expediente, los socios de algunas de estas firmas buscaron liquidarlas privadamente. Por esta razón se ordenó a la Cámara de Comercio de Bogotá suspender los efectos de la rendición final de cuentas de esas liquidaciones con el fin de reabrir los expedientes.

La entidad también ordenó el embargo y secuestro de todos los bienes, haberes y derechos de propiedad de las sociedades mencionadas.

Medidas recientes


En los primeros días del año, la Superintendencia de Sociedades también ordenó intervenir y liquidar los bienes de cuatro directivos de la firma Estraval, involucrados en captación ilegal, dentro del llamado proceso de las libranzas.

También decretó el embargo y secuestro de todos los bienes de las personas mencionadas. Además, les ordenó a los bancos, congelar sus cuentas y reportar a este organismo de control los saldos que tengan.

Y ordenó la prohibición de enajenar los bienes gravados con patrimonio de familia inembargable o afectación a vivienda familiar que sean de propiedad de las personas intervenidas.

Con esta medida ya son alrededor de 100 las personas y empresas intervenidas por captación ilegal en el caso de las libranzas.

Los dineros que estuvieron en juego por esta estafa, en las dos firmas intervenidas, tanto Élite Internacional como Estraval, superan el billón de pesos.