El presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural, Naturgas, Orlando Cabrales, advirtió a RCN Radio sobre las consecuencias negativas que traerá para el sector y par el bolsillo de los colombianos, un artículo de la reforma tributaria que busca incluir a este insumo entre el impuesto a los combustibles fósiles. Según Cabrales, "estimamos que con la reforma tal cual está para su discusión, el gas natural subiría entre un 2 y un 5% y en el caso de la tarifa eléctrica se estima que el aumento sería de alrededor del 5%". Recalcó que "en la ponencia de la reforma tributaria, que transita en el Congreso de la República (artículo 208), esta cambió e incluyó al gas natural imponiendo un impuesto, dejando por fuera al carbón, que es de lejos el combustible más contaminante". Cabrales señaló además que "esta nueva ponencia deja libre de impuesto el combustible más contaminante y grava el más limpio y de mayor impacto social, como es el gas natural". Para el directivo, el gas natural es fundamental para mantener bajos los costos de generación eléctrica y de la industria colombiana, cuya competitividad y capacidad de generar empleo depende del costo de la energía. Indicó que este insumo llega a 8 millones de hogares, en su mayoría estrato 1 y 2. Además hay más de 500 mil vehículos convertidos a gas natural vehicular, muchos de ellos como fuente de sustento familiar, y cuyo IVA debe ser del 5%, un tratamiento igual al de los vehículos eléctricos, porque mejoran la calidad de aire en las ciudades. La reforma tributaria tendrá su fogueo final esta semana ante la plenarias de Senado y Cámara, que la discutirán y votarán. De ser aprobada entrará en vigencia a partir del 1 de enero del 2017.