Cargando contenido

Durante esta época los padres suelen quejarse el alto costo de los elementos para los colegios de los niños. 

Útiles escolares
Útiles escolares. Imagen de referencia.
Pixabay

En esta nueva temporada de estudio uno de los dolores de cabeza para los padres de familia es la lista de útiles escolares.

Por esta época gente inescrupulosa sube los precios de los útiles escolares o vende productos de mala calidad que pueden llegar afectar la salud de los niños.  

Una empresa dedicada a normalizar los pagos con varias entidades bancarias, 'Resuelve tu Deuda', entregó una serie de recomendaciones que le pueden servir a la hora de comprar los elementos para el colegio de sus hijos.  

Le puede interesar: El 39% de los comerciantes reportó aumento en sus ventas de fin de año

Primero: Reutilice útiles escolares. Si estos utensilios están en buen estado, lo ideal es volverlos a utilizar hasta que se pueda y así ahorrar un poco más. 

Segundo: Compre libros usados. Existen tiendas que compran, venden y cambian los libros en buen estado. Es una excelente opción disminuir los gastos comprando en estos lugares; así tendrá más dinero para otras cosas de la lista o para ahorrar. 

Tercero: Verifique la lista y compre lo necesario. Según el Ministerio de Educación, los establecimientos educativos no pueden exigir dentro de sus listas artículos de administración o aseo. Esto debe estar contemplado en los valores de matrícula y pensión. 

Lea también: Advierten que algunos útiles escolares pondrían en riesgo la salud

Cuarto: Cotice antes de comprar. Algunas instituciones especifican marcas, proveedores o casas editoriales. Según el Ministerio de Educación, estas no pueden exigir este tipo de cosas y cada quien tiene la libertad de comprar en el lugar de preferencia. Busque lo que más le convenga a su bolsillo. 

Quinto: Haga un presupuesto. Tenga en cuenta cuánto puede gastar e intente no salirse de allí; se recomienda la regla 70/30, donde el 70% de los ingresos deben estar destinados para gastos fijos como vivienda, transporte, alimentación y estudios, y el 30% restante a pago de deudas, ahorro y entretenimiento. En el primer porcentaje debe estar contemplado este gasto de estos útiles escolares. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido