Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Referencia medicamentos.
El Invima advierte sobre los efectos que pueden tener medicamentos que están bajo su control.
AFP

El contralor General, Carlos Felipe Córdoba, alertó sobre una serie de situaciones irregulares que están afectando el Sistema de Salud y a las que se les debe prestar atención, empezando por el recobro de medicamentos que exceden hasta en un 8.000% el precio máximo permitido. 

El organismo señaló que son tres las EPS que concentran el 60% de la suma de recobros girados en nueve meses. Se trata de Nueva EPS, Sanitas y Suramericana, que acumulan recobros que ascienden a los 906.000 millones de pesos, por medicamentos de las cinco principales enfermedades de alto costo. 

“Es el caso del Doxopeg, un medicamento utilizado en el tratamiento de cáncer de ovario, lo mismo sucede con dos medicamentos utilizados en el tratamiento de la enfermedad de von Willebrand, con recobros de 6.000 y 3.000%, respectivamente”, señaló el jefe del organismo de control. 

Lea además: En agosto se frenó la recuperación que venía mostrando la economía del país

El organismo de control también halló que cuatro EPS giran de manera preferente a un proveedor de medicamentos, con lo que se podría estar configurando en el mercado de la salud la presencia de ‘oligopolios’ en los proveedores. 

“No vamos a permitir privilegios ni concentración ilegal de recursos en manos de aquellos que encuentran en la crisis, no una oportunidad para resolver problemas estructurales, sino para hacer negocios”, advirtió el Contralor. 

Le puede interesar: Gobierno emite tercera advertencia sobre proyecto de traslado exprés pensional

Por otra parte, el jefe del organismo afirmó que ha sido muy lento el avance en el saneamiento de la deuda del sector salud, a través del Acuerdo de Punto Final, ya que sólo 1,5 billones de pesos de los 6,7 billones de pesos proyectados para tal fin han sido efectivamente pagados.  

Finalmente, Córdoba mostró su preocupación por el hecho de que Colombia ha perdido la soberanía en la producción de vacunas desde la implementación de la Ley 100 de 1993, situación que pidió ser corregida en el futuro. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.