Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presa de Hidroituango
Presa de Hidroituango.
Foto: Cortesía EPM

Para la Contraloría General de la República las fallas del proyecto Hidroituango son el resultado de una "cadena de errores" que terminaron en una emergencia en el año 2018. 

La entidad afirmó que los errores iniciaron en 2008, época en la que se empezó a evidenciar los problemas asociados a la débil planeación y deficiencias en la administración, dirección y control financiero. 

Lo anterior se establece al tener en cuenta que se emprendió la construcción de las vías de acceso al proyecto sin que existieran los diseños definitivos, lo que a su vez llevó a que se modificaran los trazados. 

De interésAsumo que es de buena fe: Sergio Fajardo a imputación de Contraloría por Hidroituango

Además, se modificó la altura de la presa originalmente diseñada y autorizada en la licencia ambiental, decisión que retrasó la construcción de la represa. 

Otros factores analizados fueron los ajustes accidentados que se dieron a los contratos entre 2010 y 2011, incluyendo la escogencia de Empresas Públicas de Medellín (EPM) para desarrollar el proyecto. 

Entre el 2011 y 2012 se inició la construcción de los túneles de desviación sin que existieran las vías de acceso necesarias, por lo que se adoptaron planes de contingencia para acelerar el proyecto, lo que incrementó los costos. 

Para 2013 y 2015, las fallas acumuladas impidieron el cumplimiento de uno de los hitos del proyecto, que era desviar del río Cauca, haciendo inviable que el proyecto pudiera entrar en operación en noviembre del 2018. 

La entidad también explicó que debido a los atrasos acumulados y dado que EPM no contrató las compuertas a tiempo, se tuvo que modificar de manera 'sustancial' la estructura del proyecto. 

 

Información relacionada: Imputan cargos a Sergio Fajardo por responsabilidad fiscal en emergencia en Hidroituango

"Características catalogadas como inmodificables son cambiadas abruptamente para la construcción de obras, como el tercer túnel de desviación que finalmente colapsó en 2018 por falta de diseños técnicos y defectos en la construcción", aseveró el organismo. 

Según la Contraloría, los errores cometidos en el proyecto Hidroituango trajeron tres graves consecuencias: incumplir con la generación de energía contratada y acordada para el año 2018. 

En segundo lugar, se produjo un aumento de los costos de Hidroituango al pasar de los 6 billones de pesos a los 13 billones de pesos. Y , por último, la grave contingencia que amenazó con causar una calamidad pública en el área de influencia del proyecto.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.