El presidente de Asobancaria, Santiago Castro, afirmó durante el congreso que sobre mecanismos financieros se lleva a cabo en Cali, que la banca prepara sus planes para reforzar la bancarización de los reinsertados de los grupos armados ilegales, (en primera medida de las Farc) luego de la firma de un acuerdo de paz con el Gobierno.

Según Castro, el mayor reto será "bancarizar a personas que en muchos casos no han manejado una cuenta y no están acostumbrados a usar el sistema financiero".

Dijo que es necesario ser cuidadosos "de no terminar blanqueando el dinero producto del narcotráfico y la extorsión, que son delitos a los que se han dedicado estos grupos armados".

"Una cosa es bancarizar a exmiembros de la subversión u otra es bancarizar a las subversión, lo segundo no lo vamos a hacer", indicó.

Apuntó que la idea es que una vez los reinsertados hayan solucionado su situación judicial, se pueda comenzar a abrir estas oportunidades para que estas personas hagan parte del universo financiero del país.

Este anuncio va de la mano con propuestas esgrimidas desde los empleados bancarios que han señalado la importancia de que los bancos manejen bien los cerca de 40 mil millones de dólares que serían usados para adelantar la fase del posconflicto y la creación de créditos especiales para los más de 6 mil miembros de la guerrilla que dejarán las armas, en los próximos meses o años.