Como insuficiente calificó el presidente de Fedispetrol, Álvaro Younes, la medida ordenada por el gobierno de Venezuela de vender gasolina en pesos colombianos en la frontera para combatir el contrabando del insumo.

Para Younes "si bien los venezolanos reciben más divisas por este concepto, este tipo de medidas no desestimularán el delito del contrabando".

Sostuvo que para golpear realmente a las bandas de contrabandistas que operan en la frontera "se necesitan medidas policivas y de choque de ambos lados de la frontera".

Dijo que es necesario esperar unos días para ver la real dimensión de vender combustibles en monedas extranjeras como la colombiana.

Expresó que se necesita una política de choque que combata el contrabando en las trochas ilegales que se usan para esta actividad ilegal.

El presidente del vecino país, Nicolás Maduro, indicó que esta es una medida para controlar el contrabando de combustible.

Explicó que el litro del combustibles se vende a $1.200.

Maduro anunció el jueves pasado que a partir de ayer se comenzaría a vender gasolina en moneda extranjera en las localidades de Ureña y Paraguachón en La Guajira (norte), zonas fronterizas con Colombia.

El valor de un litro de gasolina en esos expendios puede costar 742 bolívares (1,10 dólares a la tasa oficial más alta).