Camacol informó que las ventas de vivienda nueva en el país durante el primer semestre del año alcanzaron los $16,4 billones, un 8.8% más que en el mismo periodo de 2015, impulsadas por el denominado segmento medio y los programas de vivienda del Gobierno.

De acuerdo con Camacol, cerca de la mitad de las viviendas nuevas vendidas durante el primer semestre del año, con un total de $5,6 billones, correspondieron al segmento medio, es decir, el costo de cada hogar estaba entre los $93 millones y los $231 millones. La venta de este tipo de viviendas creció 27% comparado con los primeros seis meses del año anterior.

En cuanto a la vivienda usada, de acuerdo con el Banco de la República, su precio aumentó en 15.5%, incremento que Camacol calificó como una buena señal del mercado de vivienda en el país.

Camacol también explicó que para junio de este año había 114.000 unidades de vivienda disponibles en el país, distribuidas en 5.046 proyectos en todo el país y de las cuales cerca del 67% corresponde a viviendas con precios inferiores a $231 millones por lo que están cobijadas con los subsidios del Gobierno para impulsar este sector.