La ciudades con mayores rebajas son Ibague y Bucaramanga, por el contrario Bogotá y Barranquilla siguen con  precios más altos del mercado. Los colombianos están logrando rebajas entre un 15 y 20% en la compra vivienda usada, comparado con el valor que piden los agentes inmobiliarios, según Fedelonjas. No quiere decir esto que la vivienda usada se esté desvalorizando, sino que para vender un inmueble más rápido, hay que ofrecer descuentos. Este es un indicador de que el mercado de vivienda está menos demandado. Cesar Llano, presidente de Fedelonjas, explicó con este efecto el mercado se está volviendo más racional y la oferta se está acomodando a nuevas dinámicas de la demanda. “Hemos podido apreciar que los cierres de negocio han disminuido entre el 10 y el 20% lo que quiere decir que la oferta sale a ejemplo en 10 mil millones de pesos de un inmueble y se está cerrando el negocio entre 900 y 850 millones”, indicó. Dado este comportamiento, Llano agregó que en el primer semestre del año los precios de la vivienda han crecido 7%, cifra inferior a la que se registró en 2014 y 2013 a tasas del 12%. “No tenemos la presión de esos compradores que tenían muchos ingresos, vinculados al sector petrolero porque se ha reducido la inversión extranjera”, señaló. Agregó cuáles son las ciudades con mayor y menor crecimiento de precios. “Bogotá sigue siendo la ciudad más costosa en todos los contextos, por el contrario Ibagué está creciendo menos que el promedio nacional, siendo la que menos crece, por encima está Bucaramanga y Barranquilla, es la que más crece pero no porque sea la más cara”, dijo. La agremiación descartó que en años anteriores, los precios de la vivienda se encontraba en medio de una burbuja inmobiliaria aunque reconoció que sí existió especulación.