Para numerosos analistas, se necesitarán más sesiones antes de que se reduzca el nerviosismo en los mercados tras la fuerte caída que tuvo la bolsa de NY.

Bolsa de Nueva York
Foto: AFP

La Bolsa de Nueva York terminó al alza este viernes tras una sesión marcada por fuertes fluctuaciones, con un violento regreso de la volatilidad a los mercados desde el comienzo de la semana que preocupó a los inversores.

El índice estrella de Wall Street, el Dow Jones Industrial Average, ganó, según los resultados definitivos, 1,38%, a 24.196,06 puntos, tras haber perdido hasta un 2,1% durante la sesión, cayendo en la semana 5,2%, su mayor caída semanal desde inicios de 2016.

Al igual que el DJIA, el S&P 500 terminó en alza el viernes, ganando 1,49% a 2.619,55 puntos, aunque cerró la semana con un repliegue de 5,16%. 

Mientras el Nasdaq, rico en valores tecnológicos, se apreció 1,44% a 6.874,49 puntos (-5,06% en la semana). 

Para numerosos analistas, se necesitarán más sesiones antes de que se reduzca el nerviosismo en los mercados.

Los inversores tienen derecho a inquietarse por ejemplo de la aceleración de la inflación, de la evolución de la política monetaria o de que los activos más riesgosos reportarán menos dinero, subrayan analistas del banco Barclays.

Pero "el crecimiento mundial es rápido, robusto, se auto-alimenta y abarca a todo el mundo", estiman. "Las recientes turbulencias del mercado son solamente una piedra en el camino, no un cambio total de dirección".

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido