Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Petróleo - Foto referencial
Inimage

El Gobierno de Estados Unidos estudia otorgar préstamos al sector petrolero, afectado por el desplome de los precios del crudo, señaló el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Es una opción que la Casa Blanca "estudia de cerca" con el secretario de Energía, afirmó Mnuchin en una entrevista en la cadena Fox News, y descartó "un rescate financiero que beneficie a los accionistas". 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que había pedido a su gabinete que estudiase un plan de ayuda de urgencia al sector del petróleo y del gas. 

Lea también: Francia y Holanda lanzan millonario plan de salvamento para sus aerolíneas

Con las medidas de confinamiento impuestas para frenar la propagación de la enfermedad COVID-19, tanto los transportes como las fábricas se han detenido en todo el mundo y la demanda de energía se ha desplomado.  

Preguntado durante una sesión informativa en la Casa Blanca sobre la posibilidad de que el Gobierno estadounidense entre a formar parte de compañías energéticas a cambio de ayuda financiera, el secretario del Tesoro también respondió que era una de las alternativas que está en estudio.

De otro lado, el Gobierno de Estados Unidos anunció que ya destinó 12.400 millones de dólares en ayudas a 93 compañías aéreas para que preserven las fuentes de trabajo en un sector fuertemente afectado por la crisis sanitaria del nuevo coronavirus.

"Fondos suplementarios serán entregados gradualmente", informó el Departamento del Tesoro en un comunicado.

El sector de la aviación ha sido muy duramente golpeado por la pandemia de COVID-19 y las medidas de confinamiento impuestas en numerosos países para intentar contener la propagación del virus, que obligó a las compañías a suspender gran cantidad de vuelos.

Lea másIrán confirma más de 90.000 casos de nuevo coronavirus

El Tesoro subrayó además que las empresas especializadas en el flete aéreo que hayan recibido menos de 50 millones de dólares en ayudas y las subcontratistas del sector que hayan percibido menos de 37,5 millones no deberán aportar "instrumentos financieros" a cambio.

El Gobierno de Donald Trump y las mayores compañías aéreas estadounidenses llegaron a mediados de abril a un acuerdo de principio sobre un plan de rescate destinado a evitar su quiebra y los despidos masivos en un sector que en Estados Unidos emplea a más de 750.000 personas.

Los términos del acuerdo no fueron revelados por el Tesoro, pero según fuentes cercanas al tema el gobierno federal debería recibir a cambio de sus ayudas productos financieros llamados "warrants", que pueden ser convertidos en acciones.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.