Este maestro fue escogido por la fundación de Bill Gates como uno de los 10 docentes más innovadores del mundo.

Maestro
"La clave para ser un buen maestro es el servicio", dijo.
Foto: Ingimage

El profesor Luis Miguel Bermúdez, escogido como uno de los 10 docentes más innovadores del mundo por la fundación de Bill Gates, afirmó en RCN Radio que el secreto para ser un buen maestro, es escuchar al estudiante para retroalimentarse.

Este docente, que tiene un proyecto sobre sexualidad en el colegio Gerardo Paredes, de la localidad de Suba en Bogotá, sostuvo que sus mayores competidores para alcanzar este galardón como el profesor más innovador del mundo, fueron dos colegas, uno de Brasil y otra de Sudáfrica. 

Según Bermúdez, el primero "lideró un proyecto para volver su colegio en un laboratorio de paz en las favelas", mientras que la profesora, presidió "una iniciativa para enfrentar el Apartheid, en Sudáfrica".

El docente señaló que espera que el ganador de esta importante instancia sea aquel que haya producido un cambio social en su comunidad.

Recalcó en que el secreto de su profesión es "escuchar al estudiante. Uno a veces como profesor es arrogante con el estudiante y lo menosprecia, pero hay que entender que cada ser humano tiene unos saberes y que podemos retroalimentarnos, porque cuando hay un conocimiento compartido, se enriquecen ambas partes".

Bermúdez fue escogido entre un ramillete de más de 30 mil docentes de 173 países, y asistirá el próximo 10 de marzo, en Dudai a la gala en la que se conocerá el ganador de este galardón.

Según el profesor, asistirá al evento junto con una delegación de colegas, cinco en total, que fueron escogidos en años anteriores y en la convocatoria del 2017.

Dijo que gracias a su proyecto, para que los estudiantes asuman mejor su sexualidad, se redujo de forma importante el número de embarazos tempranos.

Incluso, señaló, como consecuencia de estas cátedras en el plantel educativo, este año se ha incrementado el número de estudiantes en embarazo, matriculadas.

Bermúdez indicó que ahora se adelanta una escuela de padres para que la familia también se vincule a la idea de cómo abordar mejor el tema de la sexualidad. Sin embargo, dijo que ha habido un choque entre los estudiantes y sus familias.

"Ese es quizá el principal reto que tenemos, porque hasta los mismos estudiantes dicen que en la familia se necesita una educación en este sentido de cómo enfrentar las violencias de género y lo que aprenden les genera un choque en la familia. Sobre todo cuando los estudiantes usan términos como dominación o patriarcado, los padres dicen: es que usted se está volviendo rebelde, pero el estudiante se está liberando en ese aspecto, por eso piden que los padres también compartan este conocimiento con una escuela de padres".

No obstante, señaló que "la dificultad es la cuestión de los tiempos, ya que los padres anteponen su trabajo a estas actividades, pero deben hacer un sacrificio para asistir a la escuela de padres".

Este profesor, de 36 años, fue escogido como uno de los 10 maestros más innovadores del mundo y ahora está expectante por convertirse en el número uno.
 

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido