Cargando contenido

Foto: RCN Radio

Fue aprobado en el Senado el proyecto de ley que pretendía eliminar el cobro prejurídico en los créditos educativos del Icetex. Es decir, ya no se contratarán empresas para hacer cobros por teléfono.

La iniciativa, que había sido liderada por el presidente de la Cámara de Representantes Rodrigo Lara, representa para los estudiantes que también han denunciado a RCN Radio abusos en la manera de cobrar por parte de la entidad nacional, un alivio en su vida.

“Es una presión infame, cruel que es la que hacen los famosos chepitos o cobradores del Icetex a través de un contrato cuestionable, corrupto; se le entregaba a estas empresas por parte del Icetex un presupuesto para llamar a acosar y exigir el pago de los estudiantes”, aseguró Rodrigo Lara.

Lara también afirmó que la Corte Constitucional ha sido clara en decir que este costo no puede imponerse en los créditos de carácter social, como en este caso para educación.

“Existía una verdadera mafia de chepitos que tenían un negocio corrupto en el Icetex, que consistía básicamente en cobrar el 10% de todos estos cobros prejurídicos, además de que esa entidad les gira dinero, un monto de 6.500 millones de pesos al año para ellos funcionen”, señaló.

Algunos estudiantes y el congresista, precisaron que el Icetex cobra el 10% del total de la deuda para pagarle a dichas entidades de cobranza.

Sin embargo, es cuestionable esta práctica ya que la Corte Constitucional tiene prohibido que en los créditos sociales haya un “acoso en el cobro prejurídico”, solo están aprobados para los créditos de consumo y comerciales.

Aproximadamente, se dice que en los últimos cinco años con este cobro se han recaudado por parte de la entidad 35 mil millones de pesos.

Este panorama hace recordar que en abril del año 2016 el Icetex había anunciado que asumiría la gestión del cobro prejurídico a deudores con más de 91 días en mora para ofrecer alternativas de pago “directas, oportunas y amables”. Una práctica que al parecer no se ejecutó en su totalidad

Así las cosas, esta decisión se suma a las que hizo referencia Vásquez en su renuncia, quien explicó que también se está a la espera en el Congreso de aprobar un proyecto de ley sobre Financiación Contingente (FCI) al Ingreso que permite “eliminar barreras como el codeudor, pago de intereses, reportes a centrales de riesgo y, lo más importante, para que los jóvenes paguen sus estudios de acuerdo con sus ingresos”, dijo Vásquez.

Cabe recordar que hoy en día existe una ley que exime a los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 de pagar intereses en sus créditos.