Cargando contenido

Foto tomada de Twitter @RecordingAcad


La Academia de la Grabación, que después de quince años regresa a Nueva York para la entrega de los premios Grammy, el próximo domingo, inauguró la nueva sede en Nueva York, una centenaria mansión del siglo XIX. (Le puede interesar: Luis Fonsi y Daddy Yankee actuarán en directo en los Grammy)


El edificio de cinco pisos, que aún está en proceso de remodelación y que compró por 13,5 millones de dólares en 2017, está cerca del icónico edificio Empire State, y albergará las oficinas de la Academia y salas para conferencias.


El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, que inauguró la sede junto al presidente de la Academia, Neil Portnow, celebró el retorno del Grammy a "la capital de la música", evento que tendrá un impacto de 600 millones de dólares en la economía de la ciudad.


"Por primera vez en quince años tenemos el Grammy de regreso en Nueva York. Es la gran noche de la música regresando a la capital del mundo de la música. Como neoyorquinos nos sentimos muy orgullosos", dijo De Blasio.


Recordó que en Nueva York nació la salsa, el hip-hop y el punk. "Esta ciudad ha contribuido mucho y es un reflejo de todas las personas, de todas las culturas que constituyen este lugar", afirmó el alcalde, quien destacó además que Nueva York es el lugar donde se han escrito grandes clásicos de este país.


Es el lugar, agregó, donde la cantante y compositora Carole King, el saxofonista de jazz Sonny Rollins y el rapero Jay-Z se convirtieron en leyendas.




[imagewp:445439] Foto tomada de Twitter @RecordingAcad

"Este será uno de los fines de semana más asombrosos", sostuvo el alcalde, acompañado por Portnow y el presidente del capítulo de Nueva York de la Academia, John Poppo, ambos neoyorquinos.


La nueva sede fue el hogar del abogado John Trevor, quien pidió al arquitecto David Robins que construyera la mansión cerca del hogar de JP Morgan, para quien trabajaba, que posteriormente se convirtió en la biblioteca Morgan.


La sala principal del edificio, con gran acústica, fue construida para escuchar música.


Los premios Grammy se trasladan así del Staples Center en la ciudad de Los Ángeles, donde se realizaba, al Madison Square Garden de Nueva York, el próximo 28 de enero, y según De Blasio, se logró tras un gran esfuerzo.


Bajo la administración del alcalde Michael Bloomberg la entrega de los premios se llevó a cabo en Nueva York en 2003, pero después retornó a Los Ángeles.


EFE