Foto: AFP

Según las autoridades, el músico no es sospechoso de un presunto crimen que se habría cometido en este lugar.

  Versiones de prensa en Estados Unidos, indican que un grupo especial que investiga crímenes a través de internet contra niños, obtuvo una orden de registro para ingresar a la casa de Gene Simmons, miembro del grupo de rock Kiss.   Sin embargo, ni el artista ni ningún integrante de su familia son responsables en el caso hasta el momento.   Por su parte el teniente John Jenal , aseguró a los medios norteamericanos, que la orden fue expedida ayer contra la casa de Simmons ubicada en Benedict Canyon cerca de Beverly Hills.   Jenal afirmó que los investigadores resaltaron que Simmons y su familia fueron “extremadamente cooperativos” y ninguno de ellos es sospechoso de un aparente crimen que se habría producido allí.   Hasta el momento la policía no ha hecho otro pronunciamiento al respecto.