La construcción es considerada la casa más embrujada de los Estados Unidos.

La Mansión Winchester
La Mansión Winchester, ubicada en Estados Unidos, esconde decenas de sucesos paranormales.
Foto: RCN Radio - Inaldo Pérez

''La maldición de la casa Winchester' llega a las salas del país este jueves 22 de febrero. La película de terror inspirada en hechos reales cuenta con la participación de ganadora del Premio Óscar Helen Mirren, quien interpreta a Sarah Winchester, una viuda atormentada por las muertes causadas por 'el rifle Winchester', exitosa invención de su esposo. 'La Mega' viajó hasta San José, California, para visitar la mansión y experimentar en carne propia los sucesos paranormales que allí se presentan.

William Wirt Winchester, inventor de un rifle semiatumático, que dispara un cartucho por cada apretada del gatillo, conocido como 'el rifle Winchester', era todo un magnante. Vivía felizmente con su esposa, Sarah y su hija Annie. Sin embargo, la pequeña falleció en 1866 a los pocos meses de nacida. Posteriormente William murió en 1881. Ambos fallecieron por tuberculosis. 

Cuenta la leyenda que Sarah Winchester, impactada tras haber perdido a sus dos seres más amados, empezó a frecuentar brujos y médiums, buscando respuestas a su desgracia. Un día uno de ellos le dijo que sobre ella había caído una maldición, producto de todas las muertes que se efectuaron con el rifle inventado por su fallecido esposo; el cual fue muy utilizado durante la La Guerra de Secesión y en la Primera Guerra Mundial.

Para evitar que entes del más allá la siguieran atormentando, el médium le recomendó edificar una casa y nunca terminarla. De este modo, los espíritus se perderían y no podrían hospedarse. 

Sarah ordenó que hicieran la mansión en 1884, y la mantuvo en permanente construcción hasta el último día de su vida, el 5 de septiembre de 1922. Cuatro pisos, 160 cuartos, seis cocinas, dos salones de baile, cuarenta chimeneas, más de 400 puertas de diferentes tamaños y dos sótanos componen la casa.

Durante 38 años se mantuvo en constantes retoques y todo quedó sin terminar. Pues hay ventanas dentro de la casa y hasta en el piso, puertas que conectan al vacío, corredores que no llevan a ninguna parte. Tiene 24 mil metros cuadrados y por alguna razón la casa está marcada por el número 13. 

Hay candelabros con trece velas, escaleras de trece escalones, trece agujeros en las duchas, y se dice, que en cada viernes 13 las campanas de la casa tocan trece veces a las 13:000 horas. Después del fallecimiento de Sarah Winchester, que murió en la casa a los 82 años, las cosas no cambiaron, pues los sucesos paranormales continúan, y actualmente la casa es conocida como la más embrujada de los Estados Unidos. Funciona como atractivo turístico. 

La Mega en la Mansión Winchester 

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido