Foto: Loic Venance AFP


"Una presidenta comprometida", prometen los organizadores del Festival de Cannes. La australiana Cate Blanchett, una actriz coronada con dos Óscar y que se ha distinguido en la lucha contra el acoso sexual, presidirá el jurado de la edición número 71 que se realizará del 8 al 19 de mayo de este año.


Blanchett, de 48 años, será la duodécima mujer en presidir el jurado de Cannes, cuatro años después de la directora neozelandesa Jane Campion. Toma el relevo del director de cine español Pedro Almodóvar, que el año pasado encabezó el jurado que concedió la Palma de Oro al sueco Ruben Ostlund por "The Square".


"Voy a Cannes desde hace años como actriz, como productora, para las noches de gala y por las sesiones de competición, incluso por el mercado. Pero todavía no fui por el mero placer de aprovechar la abundancia de películas de este gran festival", reaccionó la estrella en un comunicado.


"Estamos muy felices de acoger a una artista rara y singular cuyo talento y convicciones irrigan las pantallas de cine y los escenarios de teatro. Nuestras conversaciones, este otoño, nos prometen que será una presidenta comprometida, una mujer apasionada y una espectadora generosa", afirmaron por su parte Pierre Lescure, presidente del Festival de Cannes, y Thierry Frémaux, delegado general.


Esta elección, que parece lógica tanto desde un punto de vista artístico como mediático, puede ser también interpretada como una voluntad del festival de respaldar el combate contra el acoso sexual en la profesión, después de que el escándalo Weinstein estremeciese al séptimo arte el pasado otoño boreal.


Cate Blanchett fue una de las primeras famosas que se posicionó públicamente contra el productor Harvey Weinstein, acusado desde el 5 de octubre de agresión sexual y violación por más de un centenar de mujeres.


Pocos días después, durante la ceremonia de los InStyle Awards en Los Ángeles, Blanchett lanzó: "A todas nos gusta vestir sexy, pero eso no quiere decir que queramos tener sexo contigo", dirigiéndose, sin nombrarlo, al hombre que produjo varias de sus películas, como "El aviador" de Martin Scorsese.


"Se acabó el tiempo" 


"Todo hombre que se encuentra en una posición de autoridad o de poder y piensa tener derecho a acosar, amenazar o agredir sexualmente a las mujeres que conoce o con las que trabaja debe rendir cuentas", dijo también en el programa de televisión Entertainment Tonight.


"Nunca es fácil para una mujer reconocer haber estado en tales situaciones y apoyo de todo corazón a quienes lo han hecho", agregó.


Y del dicho al hecho: la actriz australiana acaba de lanzar una fundación, "Time's Up" ("Se acabó el tiempo"), junto a otras estrellas como Natalie Portman y Meryl Streep, para ayudar a las víctimas de acoso sexual.


Este proyecto contará con un fondo destinado a financiar un apoyo legal para las mujeres y los hombres víctimas de acoso sexual en el trabajo. La organización ya recaudó más de 13 de los 15 millones de dólares que se había fijado como objetivo.


Blanchett, fue recompensada en 2005 con el Óscar a mejor actriz secundaria por su papel como Katharine Hepburn en "El aviador", y en 2014 se llevó la estatuilla en la categoría de mejor actriz por "Blue Jasmine", de Woody Allen.


En 2007, la Mostra de Venecia la reconoció como mejor actriz por su papel en "Mi historia sin mí" de Todd Haynes, en la que interpretaba a un Bob Dylan andrógino.


Tan cómoda en cintas de autor --"Babel", de Alejandro González Iñárritu, "Life aquatic" o "Vida acuática", de Wes Anderson-- como en las superproducciones de Hollywood --la trilogía de "El Señor de los anillos", de Peter Jackson-- Blanchett ha rodado con algunos de los cineastas contemporáneos más importantes.


Muestra de su flexibilidad como actriz, pronto aparecerá en el cartel de "Ocean’s 8", primera entrega de una saga de atracadoras, y participará en "Where’d you go Bernadette", la adaptación de la novela de Maria Semple realizada por Richard Linklater.


AFP