Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Halle Berry
AFP

Solo 170 personas entre nominados e invitados acudirán este año a los Óscar, un aforo muy reducido debido a las medidas contra el coronavirus que han alterado la gran gala del cine de arriba a abajo.

Por ello, la alfombra, con un color entre rojo y rosa intenso, no presenta en esta ocasión las aglomeraciones, gritos, empujones y gran concentración de estrellas por metro cuadrado que solían verse en ediciones anteriores.

La alfombra situada en la entrada principal de Union Station en Los Ángeles, en lugar del hogar habitual de los Óscar del Dolby Theatre, es una instalación mucho más pequeña de lo normal, con solo reporteros de las televisiones que tienen derechos de retransmisión en cada uno de sus territorios, y con un número muy reducido de fotógrafos que enviará imágenes a los medios que este año no pueden asistir.

Lea además: Estos son los documentales nominados al Óscar 2021, te decimos dónde verlos

En lugar del atasco de figuras de Hollywood de otros años, los Óscar de la pandemia parece que han organizado una entrada muy escalonada de sus candidatos y ya se han visto pisando la alfombra a nominados como Glenn Close ("Hillbilly Elegy"), Steven Yeun ("Minari") o Leslie Odom Jr. ("One Night in Miami").

Además, tanto medios como nominados, están respetando la distancia para evitar cualquier tipo de riesgo de contagio por el coronavirus.

Esta ceremonia vio desfilar a grandes estrellas y nominados, quienes no dejaron de lado lucir sus mejores atuendos en la alfombra roja. Distintas figuras se robaron los aplausos y admiración por los looks con los que asistieron a este evento, un tanto inusual en medio de la pandemia.

Viola Davis llegó al evento luciendo un vestido blanco, elegante y ceñido a su figura, enmarcando la elegancia y porte que la caracteriza. Carey Mulligan, protagonista de 'Promising Young Woman', se robó las miradas con un gran vestido dorado y Zendaya optó por vestir un sensual diseño amarillo, con su larga cabellera suelta.

 

Margot Robbie asistió a la velada de premiación con un diseño estampado y su pelo recogido, mientras sonrió a las cámaras de una forma genuina. Halle Berry decidió ir con un vestido suelto, moderno y en tono rosa, mientras lució un corte inusual.

Vanessa Kirby, protagonista de 'Fragmentos de una mujer', se robó las miradas al lucir un elegante, sutil y bello vestido rosa, el cual acompañó con su boca de color rojo y su pelo recogido.

Amanda Seyfried, actriz de 'Mank', cautivó con un largo y escotado vestido rojo, con el cual le dio volumen y diseño a su pasarela. Por su parte, Reese Witherspoon se inclinó por algo básico, sencillo y elegante, mientras le dio formalismo a su peinado.

Glenn Close, la icónica actriz del cine, mostró su porte y estilo con un diseño en color azul, brillante y diferente. Laura Dern probó una idea distinta y lució un vestido largo, con dos tipos de tela, donde resaltaron las plumas, y dos colores distintos. 

Fuente

Sistema Integrado Digital - EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.