Cargando contenido

El padre de la presentadora falleció en una accidente de tránsito el pasado 7 de febrero.

Claudia Bahamón y su padre Germán
Tomada de redes Claudia Bahamón

En el mundo no debe existir dolor más grande que la pérdida de un padre o de un hijo. Sin embargo, por más difícil y doloroso que sea 'el show debe continuar'. Es necesario sacar las fuerzas y la motivación de algún lado para seguir adelante. "Que la vida continúe a color", tal y como expresó recientemente Claudia Bahamón tras la muerte de su padre, Germán Bahamón, el pasado 7 de noviembre en un accidente de tránsito. 

Por medio de sus redes sociales, la presentadora publicó una serie de imágenes en las que sale sonriendo, y resalta que precisamente esto, la sonrisa, fue la más preciosa herencia que le dejó su padre. 

Lea también: Claudia Bahamón rapa a la bebé de Laura Londoño y enternece a usuarios en redes sociales

"Mi papá la gran mayoría de su tiempo tuvo una sonrisa tatuada en su cara, y con ella entregaba felicidad a quienes lo rodearon en sus 66 años de vida. De manera que no permitiré que su grado de vida me quite la mía (mi sonrisa) una de las tantas lindas herencias que recibí de él", comentó en primer lugar. 

Agregó que aunque su partida le desgarre el alma, hará todo lo posible por salir adelante de cara a su ausencia. 

Lea también: ¿Arden las redes? Mira a Paola Jara, Jessi Uribe, Luisa Fernanda W y Pipe Bueno juntos en una foto

"Aunque duela, lo extrañe, lo añore, me haga llorar su ausencia... Aunque quiera pensar que esto es solo una pesadilla, aunque quiera llamarlo y me conteste al otro lado del teléfono, aunque me digan que era solo la peor de las bromas, aunque quiera literal morir para poderlo abrazar en el cielo, aunque nunca comprenda porqué se quedó dormido... ¡Siempre tendré su sonrisa porque sé que amaba verme reír!". 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Quiero que la vida continúe a color... Mi papá la gran mayoría de su tiempo tuvo una sonrisa tatuada en su cara y con ella entregaba felicidad a quienes lo rodearon en sus 66 años de vida. De manera que no permitiré que su grado de vida me quite la mia (mi sonrisa) una de las tantas lindas herencias que recibo de el. Aunque duela, aunque lo extrañe, aunque lo añore, aunque me haga llorar su ausencia, aunque me parta el alma no poderlo abrazar, aunque quiera pensar que esto es solo una pesadilla, aunque quiera llamarlo y me conteste al otro lado del teléfono, aunque me digan que era solo la peor de las bromas, aunque quiera literal morir para poderlo abrazar en el cielo, aunque nunca comprenda porqué se quedó dormido... siempre tendré su sonrisa porque sé que amaba verme reír! Gracias Gordo.

Una publicación compartida de Claudia Bahamon (@claudiabahamon) el 16 Nov, 2019 a las 8:06 PST

 

 

 

 

 

 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido