Cristina Gallego y Ciro Guerra /





Cristina Gallego, productora de la película El abrazo de la serpiente, más allá de ser la mujer que lideró la batuta del equipo de producción en esta cinta, es también la esposa de Ciro Guerra, el director de la película que llegó nominada como mejor cinta extranjera en los Premios Óscar de la Academia.

"Este trabajo nunca es sencillo, es más fácil si tienes un confidente, alguien en quien confías, Ciro y yo siempre hemos trabajado juntos, aquí realmente no hay nada fácil pero disfrutamos mucho, nos complementamos mucho, tratamos de no pisarnos las mangueras y nos dividimos el trabajo", dijo Cristina.

Añadió que los comienzos en su carrera profesional no fueron nada fácil, pero ahora, está viendo los primeros frutos de un sueño que empezó en un aula de clase.

"Los dos entramos a estudiar cine en un momento en el que no había ley de cine ni nada, en la primera película mis papás estaban viendo su ropa ahí y nos decían, pero qué es esto; mis papás nos decían ¿Si van a vivir de eso o están de paseo?", sostuvo.

Cristina Gallego se refirió a las enseñanzas que le implicó estar al frente de la producción de esta película al estar inmersa en las selvas de Colombia.

"Hay una cosa que debíamos aprender, es el respeto, sabíamos que no podíamos llegar a imponer nada, hemos aprendido sobre el respeto, sobre dejar fluir las cosas, estábamos muy preparados pero teníamos muchos planes de contingencia como la selva y el clima lo presentara".

Dijo además que el equipo de producción de la cinta fue fundamental para lograr este resultado y agradeció a quienes dedicaron su tiempo para obtener la nominación al Premio Óscar.

"Es una película que es una creación colectiva, todos hicieron una construcción y la película es el resultado (...) todo el equipo es un equipo que ha apoyado y fue una creación colectiva todo el tiempo".