Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Vargas Llosa
Mario Vargas Llosa
Colprensa

Este miércoles en el Centro de Convenciones de Ágora, el premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa desplegó un imponente discurso en el que resaltó la esperanza y el alejamiento del espíritu derrotista que impera en América Latina. Vestido de traje y corbata roja, resaltando una vez más sus valores liberales, el exitoso novelista comparó los tiempos modernos con las dictaduras militares, las cuales atacó en el pasado con la fuerza de su elevada pluma.

En este sentido, Vargas Llosa aseguró que el continente no debía deprimirse pues lo importante era saber claramente cuál es el modelo que “debemos seguir  si queremos que América Latina, a diferencia de la América Latina de mi tiempo, sea justa, sea moderna y verdaderamente progresista”. Además, el reconocido ensayista afirmó que en ese modelo imaginado de la sociedad se debe buscar una igualdad posible, “que en últimas es la igualdad de oportunidades de la que gozan los países democráticos y los países de la libertad”.

El baúl de los recuerdos 

“Yo recuerdo lo que era América Latina. Cuando yo era un estudiante universitario, prácticamente las dictaduras militares coparon el continente de un confín a otro confín, con muy pocas excepciones. Después de 50 o 60 años creo que las cosas han cambiado, ya no hay dictaduras militares en América Latina y en esto prácticamente existe un consenso”, mencionó el también periodista, diciendo además que “las dictaduras del continente en la actualidad son de corte ideológico”.

Lea también: Duque condecoró con la Cruz de Boyacá al escritor Mario Vargas Llosa.

Por otra parte, para el  célebre literato le fue imposible no referirse a la situación crítica de Venezuela: “Un país a donde he ido muchas veces, que quiero mucho y donde he tenido muchos amigos”. Asimismo, recordó la esperanza que presentaba aquel "comandante primitivo" llamado Hugo Chávez, “que tenía respuestas para todas las preguntas y que iba a traer todas las soluciones a una democracia que pese a todo funcionaba”, explicó.

De igual forma, el autor dijo que América Latina jamás ha tenido un país que se destruyera a sí mismo a la velocidad que lo hizo Venezuela. “Tengo la esperanza de que los latinoamericanos ya no se comportarán de esa manera tan garrafal y tan irresponsable, votando por falsos hombres providenciales, por el caudillo tradicional que finge tener respuestas para todos los problemas”.

Lea también: ¡Tour de Francia: Nairo Quintana ganó la etapa 18!.

Finalmente, Vargas Llosa resaltó el trabajo de los países democráticos, la búsqueda de la libertad y la literatura como un poder mediante el cual los lectores del mundo pueden servirse para fortalecer el espíritu crítico y descubrir las verdaderas intenciones de esos hombres, que establecen poderosos discursos, pero cumplen poco desde los hechos.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.