Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Obra de Roberto Obregón, artista venezolano
Obra de Roberto Obregón, artista venezolano.
Foto: archivo particular

El artista venezolano Roberto Obregón inaugura la exposición 'Una estética topológica o de los inconmensurables' que cuenta con la curaduría de Ariel Jiménez.

Obregón fue uno de los artistas venezolanos más significativos durante el último cuarto del siglo XX. 

Si bien inicia su trabajo durante la década del sesenta, cuando se enfrentaban las corrientes de la abstracción concreta y cinética, y luego las informalistas de 'El Techo de la ballena'; el artista nunca halló en sus esperanzas y entusiasmos típicamente modernos un lugar para él.

Una personalidad más bien frágil, llena de conflictos personales y una sensibilidad intelectual que él calificaba de “borgeana”, lo llevaron a enfrentarse a la “grandilocuencia” moderna.

Obra de Roberto Obregón, artista venezolano
Obra de Roberto Obregón, artista venezolano
Foto: archivo particular

Primero, entre 1964-74, a través de una pintura cuyos temas abiertamente sexuales buscaban molestar, conmover e impresionar.

Posteriormente, abandonó esa actitud combativa para hacer una obra más interior y reflexiva dando inicio a las Crónicas de 1974-76. 

Sus trabajos fueron concebidos como verdaderos combinatorios de técnicas y lenguajes históricos.

En ellos se propuso combinar y, mejor aún, hibridar, la idea de una serie monotemática a la manera de Claude Monet en sus Catedrales de Rouen; la sistematicidad técnica de Eadweard Muybridge y la exhortación escatológica de las vanitas barrocas. 

El resultado fueron verdaderas vanitas contemporáneas (en particular cuando aborda el tema de la rosa) que venían a desestabilizar los lenguajes repetitivos y seriales de lo moderno.
 

Obra de Roberto Obregón, artista venezolano
Obra de Roberto Obregón, artista venezolano
Foto: archivo particular

Tan pronto como aborda el tema de la rosa, por su riqueza simbólica y por estar unida a los traumas de su vida familiar, Obregón decide deshojar la flor para construir con ella pequeñas estructuras regulares. Nacen así sus Disecciones.

Con ellas encuentra no solo un tema, sino también una herramienta de lenguaje que caracterizará su obra desde 1974 hasta su muerte en 2003.

Con esa herramienta semántica de la disección, Obregón abordará luego los temas que le inquietan: la fragilidad de la vida, el accidente, la naturaleza cíclica del tiempo, el afecto y el desafecto, el suicidio individual y colectivo.

Lo hará en series diversas como sus Disecciones, los Libros acordeón, el Proyecto Masada y Las Niágaras.

La obra se puede ver en la calle 77 #20 C - 48 en Bogotá.

 

Tags

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.