Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alejandro Gaviria dejó el ministerio de Salud con una emotiva carta que incluyó un madrazo
Alejandro Gaviria
Colprensa

Una conversación sobre ética. Así fue calificado por el exministro de salud Alejandro Gaviria el diálogo que sostuvo con Yolanda Ruiz, directora de noticias de RCN Radio, en el marco de la versión 14 del Hay Festival.

En el emblemático teatro Adolfo Mejía de Cartagena, Gaviria compartió con el público asistente no solo lo que significó escribir 'Hoy es siempre todavía', sino cómo, a través de este libro, pudo expresar desde el punto de vista personal y profesional la forma de enfrentar una enfermedad y ser ahora un sobreviviente más.

Le puede interesar: El periodista está obligado a ver y contar, Yolanda Ruiz

"Es un libro duro para mí. Llevaba algún tiempo sin hablar sobre el libro, quería pasar la página, no volver a hablar de la enfermedad. Mi familia estaba en el auditorio, se hicieron las preguntas. Fue una especie de volver a revivir momentos difíciles, pero con optimismo y alegría", expresó.

Reconoció que estar tan cerca de la muerte "le abrió los ojos" y le ayudó a ver las cosas "de manera diferente". Dijo además que una vez conoció su diagnóstico replanteó su vida debido a que "sentía que se le iba la vida".

"Yo nunca quise escribir un libro que fuera un testimonio más allá de un pequeño círculo o ámbito familiar, pero me di cuenta con el tiempo de que mucha gente lo ha leído y ha encontrado cierto consuelo (...) Eso me produce satisfacción", apuntó.

Manifestó que estar asumiendo responsabilidades como jefe de la cartera de salud se convirtió en una "gran paradoja", debido a que lo llevó a cuestionarse, pero también a tomar en virtud de los "dilemas bioéticos".

Puede leer también: El Hay Festival se vivirá más allá de Cartagena

"Recuerdo que cuando estaba saliendo de la enfermedad recibí una carta de un profesor experto en bioética, y me dijo que estando como ministro de Salud tuve un privilegio que ningún otro ministro en la historia del mundo y es que fui ministro-paciente, y pude plantear estos dilemas bioéticos con legitimidad y credibilidad", apuntó.

Gaviría también expresó que, tras reglamentar la eutanasia en el país, uno de los logros cuando estuvo al frente del Ministerio, contempló este procedimiento dentro de sus posibilidades en caso de que su calidad de vida se deteriorara y que el tratamiento al que se sometió no diera los resultados esperados.

"No lo tuve como una necesidad imperiosa, urgente, porque no estuve como enfermo terminal, pero sí tuve una conversación sería con mi familia y en la que les dije que yo no quería la obstinación terapéutica, que uno tiene que tener cierta ecuanimidad y aceptar las cosas como son. Que si llegaba el momento, estaba dispuesto a someterme a la eutanasia", aseveró.

Consulte aquí: Hay Festival abre sus puertas a la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi

Al finalizar esta charla, el exministro afirmó que el ser un sobreviviente del cáncer lo ha convertido en un "optimista trágico". "La enfermedad muchas veces le enseña a uno algo que se nos olvida y es celebrar la vida, celebrar el amor, la amistad", destacó.

Gaviría reveló, al concluir su charla con Yolanda Ruíz, el manuscrito de su nuevo libro, 'La necesidad de volver a la ética', que será lanzado en la versión 2019 de la Fería del Libro en Bogotá.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.