Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fernando Botero, artista colombiano
Fernando Botero, artista colombiano
BORIS HORVAT/AFP

Las obras del artista colombiano Fernando Botero se exponen por primera vez en Bélgica, en el Museo de Bellas Artes de Mons (BAM), donde cuadros y esculturas recopilados de colecciones de todo el mundo acercan al público belga a su característico estilo de figuras voluminosas en la exhibición “Fernando Botero, más allá de las formas”.

En el marco de la Bienal de Arte y Cultura de la Federación Valonia-Bruselas, el BAM expone una amplia muestra retrospectiva del pintor y escultor colombiano desde sus inicios en la década de los años 40 hasta la actualidad, que se podrá visitar desde este sábado 9 de octubre hasta el 30 de enero de 2022.

Otras noticias: Piñera demostrará su "total inocencia" ante investigación por Pandora papers

La curadora de la exposición, Cecilia Braschi, explicó en una entrevista a Efe que esta exhibición supone un primer acercamiento de la obra de Botero al público belga, en el cual se intentará enseñar “un poco más allá del imaginario común” que existe sobre sus obras, reconocidas por las figuras curvilíneas y voluminosas.

“Su trabajo es una concentración de la exaltación de la forma”, detalló Braschi, pero detrás de esas figuras “hay una gran complejidad”, ya que a través de ellas transmite “una visión familiar, solidaria e irónica de la sociedad”, así como una valoración crítica de las “violencias e injusticias de su tiempo”.

Además, muchos de los contenidos y mensajes que trasmiten sus cuadros continúan siendo de actualidad, como la migración, los refugiados o la violencia machista.

Más información internacional: Talibanes se reunirán con voceros de EE.UU. por primera vez desde que salieron de Kabul

Para esta exposición se han recopilado un total de 120 obras provenientes de colecciones privadas y museos de diversos países. Algunas de ellas proceden de la colección de la Fundación Llórente de Bogotá, de la Pinacoteca de Arte Moderno de Múnich y del Museo Guggenheim de Nueva York.

En especial, la curadora destacó las obras cedidas por la Universidad de Berkeley en California, en las que Botero pintó a unos hombres torturados, inspirado en los actos violentos cometidos en la cárcel Abu Ghraib de Irak en 2004.

“Esta es una serie poco conocida en Europa, pero completamente emblemática del compromiso político que también tiene Botero hacia la sociedad de su tiempo”, apuntó Braschi.

Fuente

Agencia EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.