Cargando contenido

Así lo confirmó el presidente del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Leonardo Torres, quien indicó que estas obras artísticas no violan la libertad de cultos, ni el principio de la fé católica, ni tampoco los símbolos de culto de la religión católica, tal como lo aducían los autores de las más de 85 tutelas entabladas en contra de la exposición.

“Cada despacho, en cada subsección resolvía las respectivas tutelas. Hasta ahora la gran mayoría de las tutelas han sido negadas (…) aproximadamente han sido resueltas 83 de las tutelas negativamente”, dijo el magistrado Torres.

De igual forma explicó que para tomar esta decisión el Tribunal practicó varias inspecciones judiciales a la exposición de la artista.

“Se constataron el tipo de elementos religiosos presentados como parte del trabajo artístico de la autora y se constató que si bien podían ser elementos religiosos, de todas maneras no atentaban contra la moral católica, cristiana”, indicó Leonardo Torres.

Agregó que considera que la próxima semana esperaría que ya sean resueltas las tutelas restantes y de salir también de manera negativa, se podría estar abriendo la exposición artística.

“Nuestra constitución por un lado garantiza el derecho del libre desarrollo de la personalidad y dentro de ese derecho está el libre trabajo artístico que lo realice cualquier artista colombiano, entonces aquí no existe la censura previa. Las personas son libres de expresar sus opiniones y de hacer sus representaciones siempre y cuando no atenten contra los derechos de los demás”, indicó.

Recordó que en este caso los autores de las tutelas argumentaban que la exposición atentaba contra la libertad de cultos y el respeto que debe existir por los signos del culto de la religión católica.

”Pero en la inspección se constató que los elementos usados no eran explícitos y simplemente hacen parte de un mensaje que la autora quiere transmitir en el sentido de que las mujeres han sido ocultadas en sus derechos”, agregó.

Teniendo en cuenta los datos entregados por fuentes del Ministerio de Cultura y la información suministrada por la misma expositora, "la mayoría de los magistrados votaron a favor de que se eliminaran las medidas cautelares (que le habían otorgado a grupos religiosos que pusieron una 'tutelatón') y la exposición podría desarrollarse con normalidad".

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca falló a favor de Trujillo, derrotando la ponencia que fue presentada por la magistrada Nelly Villamizar, en que la se pedía que se la exposición aún no fuera abierta al público.

Ese proyecto fue entregado entonces a la magistrada Beatriz Martínez Quintero, quien negó la medida cautelear que prohibía la realización de la exposición.

Además, varias tutelas presentadas por colectivos católicos que aseguran que la exposición es una falta de respeto contra los valores de la religión cristiana por representar figuras de vaginas en objetos que parecen custodias católicas, también fueron negadas.

El Ministerio de Cultura, el Museo Santa Clara y la artista María Eugenia Trujillo, están a la espera de la notificación oficial por parte del Trubunal, para programar la apertura oficial de la actividad cultura.