Foto: RCN Radio

La reforma tributaria que actualmente cursa en el Congreso de la República pretende, entre otras cosas, fortalecer el sector cultural colombiano mediante la creación de un impuesto total a la telefonía móvil que quedó contemplada en la reforma del 2012 pero que tuvo diversas interpretaciones y finalmente no se facturó. Así lo explica José Ignacio Argote, director de fomento regional del Ministerio de Cultura, "para el sector cultura es muy importante que se defina de manera clara la redacción que se tiene en ese artículo porque en la pasada reforma tributaria se pretendió grabar los datos pero no se pudo recaudar esos recursos". Si bien la ley 788 de 2002 creó el aumento del 4% en el IVA, la reforma tributaria de 2012 cambió este objetivo mediante la implementación del artículo 512-2 y estableció que el servicio de telefonía móvil estaría grabado con este porcentaje a excepción del impuesto a las ventas. Un hecho que le ha permitido al Gobierno realizar varias acciones, pero que según Argote, aún se queda corto y por eso surge la importancia de hacer claridad en la redacción del artículo. "Si esto se logra continuarán específicamente los recursos para la red nacional de bibliotecas públicas; se seguirá girando a los departamentos para que inviertan principalmente en temas de patrimonio y apoyaremos la infraestructura cultural de bibliotecas públicas, casas de cultura y teatros", explica Argote. Hasta el momento el mayor esfuerzo se ha centrado en fortalecer las bibliotecas públicas y el patrimonio de las regiones colombianas; no obstante, el Ministerio advierte las consecuencias que implicaría para el sector que este artículo no se redacte con claridad y se hunda en el Congreso. "Tendríamos inversión más baja en los territorios y desde luego una cobertura más lenta, el sector cultura ha venido pidiendo mayores recursos porque consideramos que el ministerio jugará un papel preponderante en el posconflicto".